UNIDAD

 

1

 

CONTENIDO

 

1

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Los buenos modales en la convivencia

1.1 Evidencio actitudes de respeto, empatía, diálogo y comunicación en diferentes actividades para lograr ambientes de convivencia armoniosa.

VALORES A TRABAJAR

Amistad y laboriosidad. Otros valores que se pueden trabajar son: Servicio y tolerancia.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

AMISTAD: Es la virtud que “llega a tener con algunas personas, que ya conoce previamente por intereses comunes de tipo profesional o de tiempo libre, diversos contactos periódicos personales a causa de una simpatía mutua, interesándose, ambos, por la persona del otro y por su mejora” (Isaacs, 2003).

 

“Para desarrollar la amistad en el niño es necesario formar nociones, conocimientos, habilidades, emociones, vivencias, sentimientos, que los preparen para vivir armoniosamente. Que conozcan quién es un buen amigo y porqué, cómo se comportan los buenos amigos, cómo mantener una buena amistad: preocuparse por sus compañeros, esforzarse por hacer algo útil en beneficio de los amigos, el niño amigo es el que no pelea con sus compañeros, comparte sus juguetes y conversa con los demás niños, trata de ayudar a un compañero que ha procedido mal explicándole lo incorrecto de su actuación, trata de convencerlo de que ha infringido las reglas sin ir a quejarse a la maestra” (Sánchez & Franklin, s.f.).

 

La amistad hace que los niños se interesen por el otro, que sepan cuando uno de ellos esta alegre o, por el contrario, cuando esta triste y tratan de ayudarse los unos a los otros. La amistad también engloba otros conceptos más específicos (Sánchez & Franklin, s.f.).

 

La amistad no es otra cosa que el cariño que sentimos hacia una persona y que hace que procuremos su bien. Hay amistades naturales, como las que surgen de los lazos familiares, y que son fáciles de cultivar, aunque a veces las descuidamos mucho por el egoísmo siempre presente en nuestras acciones; hay también otras amistades a las que podríamos llamar “obligadas” que son las que surgen del compañerismo en la escuela o el trabajo, o por la vecindad, o por el trato frecuente dictado por las necesidades de la vida. Todas esas son buenas amistades y se siente cariño por ellas. (Román, s.f.)

 

La amistad es necesaria, No podemos vivir sin amigos. Es vital amar y ser amado. Esta necesidad normalmente la suple la amistad natural surgida de la familia, pero ese hermoso círculo familiar necesita ampliarse para enriquecer nuestra vida. ¡y para enriquecer la de otros! Porque nuestra amistad es un verdadero tesoro. La soledad hace daño. El no tener amigos y el creer que no se pueden tener, termina por enfermar el alma. (Román, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el concepto de la amistad (Gavillet, Hudson, Jean-Saunier, & Kocaurlo, 2015)

 

LABORIOSIDAD:  Es la virtud del que “cumple diligentemente las actividades necesarias para alcanzar progresivamente su propia madurez natural y sobrenatural en el trabajo profesional y en el cumplimiento de los demás deberes” (Isaacs, 2003).

 

“La laboriosidad es importante como virtud no sólo en el trabajo, sino también en el cumplimiento de otros deberes llevados a cabo en el llamado – tiempo libre –” (Isaacs, 2003).

 

Isaacs (2003), propone un listado de acciones para vivir la laboriosidad de manera personal:

  1. Cumplir con los deberes intentando realizar las acciones correspondientes conforme a criterios objetivos de la acción bien hecha.

  2. Al actuar, dedicar a alguien el esfuerzo que supone. Esto se trata de cumplir las acciones con amor.

  3. Reconocer los diferentes campos en que se debe cumplir con distintos deberes.

  4. Reconocer que una actividad de trabajo debe realizarse disciplinadamente, debe constar un esfuerzo y debe servir para algo.

  5. Intentar que todas las acciones tengan un sentido auténticamente humano.

  6. Buscar sistemas para capacitarse y perfeccionarse personalmente con el fin de poder actuar mejor en los deberes habituales.

  7. Tener una jerarquía de valores que permitan atender aquellas cosas que más requieren atención.

  8. Reflexionar sobre las acciones propias.

  9. Hacer todo lo posible por evitar una actitud de tristeza como consecuencia de darse cuenta del esfuerzo que costará

 

Video sugerido para reforzar el concepto de laboriosidad (Lexus editorial, 2008)

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Leer fabula “El león y el ratón” (anexo 1).

Reflexionar de manera individual sobre la frase de Madre Teresa de Calcuta (anexo 2)

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

Compartir impresiones acerca de la fábula con sus compañeros.

Compartir las reflexiones acerca de la frase de Madre Teresa de Calcuta.

COMPROMISO
  • Saludar amablemente.

  • Ceder el paso a una persona.

  • Ayudar en casa a juntar los platos y lavarlos.

  • Mantener ordenado el cuarto o mis objetos personales.

  • Escuchar a los demás.

  • Respetar las opiniones de los demás.

  • Aceptar las diferencias individuales de cada compañero.

HABILIDADES SOCIALES
  • Saludar.

  • Orden.

  • Ayudar con las tareas del hogar y escuela.

EVALUACIÓN
  • Observar los buenos modales y convivencia con sus compañeros de clase.

ANEXO 

ANEXO 1

Fábula “El León y el ratón” (Guiainfantil.com, s.f.)

Después de un largo día de caza, un león se echó a descansar debajo de un árbol. Cuando se estaba quedando dormido, unos ratones se atrevieron a salir de su madriguera y se pusieron a jugar a su alrededor. De pronto, el más travieso tuvo la ocurrencia de esconderse entre la melena del león, con tan mala suerte que lo despertó. Muy malhumorado por ver su siesta interrumpida, el león atrapó al ratón entre sus garras y dijo dando un rugido:

-¿Cómo te atreves a perturbar mi sueño, insignificante ratón? ¡Voy a comerte para que aprendáis la lección! -

El ratón, que estaba tan asustado que no podía moverse, le dijo temblando:

- Por favor no me mates, león. Yo no quería molestarte. Si me dejas te estaré eternamente agradecido. Déjame marchar, porque puede que algún día me necesites –

- ¡Ja, ja, ja! – Se río el león mirándole - Un ser tan diminuto como tú, ¿de qué forma va a ayudarme? ¡No me hagas reír!

Pero el ratón insistió una y otra vez, hasta que el león, conmovido por su tamaño y su valentía, le dejó marchar.

Unos días después, mientras el ratón paseaba por el bosque, oyó unos terribles rugidos que hacían temblar las hojas de los árboles.

Rápidamente corrió hacia lugar de donde provenía el sonido, y se encontró allí al león, que había quedado atrapado en una robusta red. El ratón, decidido a pagar su deuda, le dijo:

- No te preocupes, yo te salvaré.

Y el león, sin pensarlo le contestó:

- Pero cómo, si eres tan pequeño para tanto esfuerzo.

El ratón empezó entonces a roer la cuerda de la red donde estaba atrapado el león, y el león pudo salvarse. El ratón le dijo:

- Días atrás, te burlaste de mí pensando que nada podría hacer por ti en agradecimiento. Ahora es bueno que sepas que los pequeños ratones somos agradecidos y cumplidos.

El león no tuvo palabras para agradecer al pequeño ratón. Desde este día, los dos fueron amigos para siempre.

Moraleja: Ningún acto de bondad queda sin recompensa. No conviene desdeñar la amistad de los humildes.

 

ANEXO 2

Reflexión: Madre Teresa de Calcuta

“Al final de nuestras vidas, no seremos juzgados por cuántos diplomas hemos recibido, cuánto dinero hemos conseguido o cuántas cosas grandes hemos hecho. Seremos juzgados por “Yo tuve hambre y me disté de comer. Estuve desnudo y me vestiste. No tenía casa y me diste posada.”

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES