UNIDAD

 

3

 

CONTENIDO

 

3

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

¿Por qué debemos cuidar y preservar el patrimonio? (El cuidado del patrimonio cultural y natural en mi localidad).

3.4  Expresa por qué es importante la conservacióndelosbienesculturales patrimonio natural, demostrando actitudes de cuido y respeto hacia el patrimoniolocal.

VALORES A TRABAJAR

Identidad cultural, respeto por la naturaleza.

Otros valores que se pueden trabajar son: Determinación, amor, sensibilidad.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

IDENTIDAD CULTURAL: “Como identidad cultural nos referimos al conjunto de peculiaridades propias de una cultura o grupo que permiten a los individuos identificarse como miembros de este grupo, pero también diferenciarse de otros grupos culturales.

La identidad cultural comprende aspectos tan diversos como la lengua, el sistema de valores y creencias, las tradiciones, los ritos, las costumbres o los comportamientos de una comunidad. Este conjunto de particularidades, patrimonio y herencia cultural de la colectividad, es lo que viene definiendo históricamente la identidad cultural de los pueblos.

La identidad de un grupo cultural es un elemento de carácter inmaterial o anónimo, que ha sido obra de una construcción colectiva; en este sentido, está asociado a la historia y la memoria de los pueblos.

La identidad cultural sirve como elemento cohesionador dentro de un grupo social, pues permite que el individuo desarrolle un sentido de pertenencia hacia el grupo con el cual se identifica en función de los rasgos culturales comunes.

No obstante, la identidad cultural no es un concepto fijo sino dinámico, pues se encuentra en constante evolución, alimentándose y transformándose de manera continua de la influencia exterior y de las nuevas realidades históricas del pueblo en cuestión.

Conviene también recordar que la identidad cultural, pese a que generalmente está ligada a un territorio geográfico particular o a una nación, puede persistir en los grupos o comunidades que se encuentran fuera de su país, como los refugiados, los emigrantes, los desplazados o los exiliados.

Asimismo, un individuo puede identificarse con más de un grupo cultural, o con varias identidades culturales dentro de un grupo más o menos homogéneo, lo que vendría a dar paso a la interculturalidad.” (Significados, s.f.)

Video sugerido para reforzar el valor de la identidad cultural:

RESPETO POR LA NATURALEZA: “Es inseparable de la actitud de las personas con el mundo. Es un tema global y no puede entenderse como un tema ético aislado.

El respeto por la naturaleza es, en primer lugar, una cuestión de sentido común. Es evidente que estamos destruyendo la naturaleza, es decir, el sostén de nuestras vidas. En un plazo de pocas décadas estará en juego la vida de millones de especies, incluida la nuestra. Por consiguiente, respetar la naturaleza es una cuestión de supervivencia.

 

El mundo contemporáneo tiene muchos medios para abstraerse de la realidad inmediata (la televisión, el fútbol, etc.). de la lectura de los titulares de los periódicos podríamos deducir que la crisis ecológica no es una cuestión urgente, por más que los accidentes de petroleros o de centrales nucleares aparezcan de vez en cuando en la prensa. No obstante, ocasionalmente los medios de comunicación citan informes, estudios o declaraciones que reconocen la gravedad de la situación.

 

No solemos darnos cuenta de la mayoría de las agresiones que hacemos en la naturaleza. Vivimos en una sociedad cuyos pilares son la producción y el consumo ilimitados. Tendemos a pensar que más consumo significa más felicidad; es evidente que por debajo de cierto nivel de pobreza es prácticamente imposible tener una vida digna, pero una vez satisfechas nuestras necesidades básicas, el aumento del consumo no tiene que nada que ver con el bienestar o la felicidad. Ahora bien, el mundo contemporáneo tiene una especie de adición al consumo: siempre queremos más cosas, más novedades. Quien paga esto es, por una parte, la naturaleza y por otra, los países del sur, países cuya pobreza es la base de nuestra riqueza. Además, este modelo no es generalizable, porque, por ejemplo, si toda la humanidad tuviera la media de automóviles europea la atmósfera se destruiría.

 

Si queremos respetar la naturaleza tenemos que encontrar, individual y colectivamente otro estilo de vida. No sólo se impone consumir productos más ecológicos, también hay que consumir menos. Esto no significa imponer un modo de vida ascético ni volver a estructuras primitivas, pero sí implica renunciar al sueño, a la pesadilla, del progreso material ilimitado y encontrar pautas de vida más sencillas y dignas, aprovechando las ventajas de la tecnología, pero sin dejar que éstas nos deslumbren.

 

En última instancia, el respeto por la naturaleza es una cuestión de percepción. No podemos respetar a la naturaleza si no nos podemos respetar a nosotros mismos. La actual cultura occidental es la única que ha concebido la naturaleza y el cuerpo como mecanismos (Descartes los consideraba una suerte de relojes, hoy en día se habla de la naturaleza y el cuerpo en términos informáticos). Si exceptuamos el Occidente de los últimos siglos, todas las culturas de la historia han entendido el mundo como un gran organismo, algo vivo que no depende de nosotros, sino que nosotros dependemos de él. En el Renacimiento, por ejemplo, se consideraba que el mundo era un animal cósmico y se hablaba de la anima mundi, el alma del mundo, con las que todos estábamos vinculados. En el fondo, no llegaremos a respetar realmente la naturaleza hasta que aprendamos a verla como un ser vivo, animado, hasta que no nos demos cuenta de que nosotros también somos naturaleza, naturaleza que camina, respira y habla. 

Respetar la Naturaleza no significa tan solo respetar el entorno en el que vivimos, conservar un paisaje de especial belleza o salvar de la extinción a las ballenas o los elefantes. A la larga, el respeto por la naturaleza nos lleva a cambiar nuestra forma de vivir y nuestra actitud respecto del mundo y de nosotros mismos”. (Llanos, Navarro, & Fernández, 2000)

 

Video sugerido para reforzar el valor del respeto por la naturaleza:

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Mostrar bienes culturales del país y de la comunidad donde viven. (Ver anexo)

Realizar un taller didáctico. (Ver anexo)

Realizar la actividad me lo dijo un pez. ( Ver anexo)

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Reconocieron nuestro patrimonio cultural?

¿Por qué hay que respetar nuestro patrimonio cultural?

¿Por qué debemos cuidar nuestro patrimonio cultural?

COMPROMISO
  • Respetar los bienes de la comunidad.

  • Cuidar el patrimonio cultural.

HABILIDADES SOCIALES
  • El respeto por el patrimonio cultural.

  • El respeto por la naturaleza.

  • Trabajo en equipo.

EVALUACIÓN
  • Evaluará la sensibilidad despertada en el estudiante por el respeto al patrimonio cultural y natural.

ANEXOS

ACTIVIDAD 1

El docente mostrará a los estudiantes mediante cintas de vídeo, fotos o láminas, algunos de los bienes culturales del país y de la comunidad donde vive (Museos, teatros, parques, etc.), posteriormente se conversará con ellos sobre la forma de cuidarlos y respetarlos porque son patrimonio de todos.

ACTIVIDAD  2

Llevar a cabo un taller didáctico con el objetivo de realizar construcciones, dibujos y modelados sobre alguno de los bienes culturales de la ciudad.

Desarrollo de la actividad

 

Primera parte: consiste en contemplar imágenes de cosas que forman parte del patrimonio cultural del país o de la ciudad y de la propia comunidad donde está la escuela, para después conversar sobre lo visto y enseñar a los estudiantes cómo debe cuidarse y respetarse y porqué.

Estos bienes culturales se mostrarán por medio de láminas, fotos, cintas de vídeo o soporte digital.

Segunda parte: se explicará a los estudiantes que las iglesias, los parques, las calles, las fuentes, los museos, los monumentos son bienes culturales de disfrute común, que hay que cuidar y respetar. Todos ellos forman el patrimonio cultural de nuestra gran ciudad. De todas partes del mundo millones de personas cada año vienen a nuestra ciudad a visitar su patrimonio cultural, es por eso que tenemos que cuidarlos.

Tercera parte: se hará un círculo con todos los estudiantes del grado para valorar qué es y por qué hay que cuidar las cosas de todos, para que lleguen a comprender que es un bien común, situando como estímulo las preguntas:

¿Cómo creen que debemos cuidar y respetar nuestro patrimonio cultural? ¿Por qué  decimos que son bienes comunes?

 El docente llegara a la reflexión que:

Son bienes comunes porque son para el disfrute de todos los que lo visitan, tanto de nuestro país como de otros países que vienen a conocerlos, contemplar su belleza y aprender cosas nuevas.

 

ACTIVIDAD 3

 

ME LO DIJO UN PEZ

Desarrollo de la Actividad:

 

El docente solicitará a cada estudiante, el siguiente material:

 

  • Pegamento blanco.

  • 1 marcador negro.

  • Fieltro o fomy de distintos colores.

  • Imanes pequeños o tachuelas

  • Lentejuelas, brillantina, estambre, botones o cosas para decorar.

 

Instrucciones:

 

1.- Diseñen sobre el fieltro o fomy siluetas de peces o pulpos de distintos tamaños con el marcador.

2.- Recorten las siluetas.

3.- Escriban sobre cada figura de pez un tip para cuidar el agua como: cerrar la llave al cepillarte los dientes, tomar duchas de corto tiempo, etc.

4.- Decoren los peces con brillantina y los materiales que tengan.

5.- Con el pegamento de puede poner el imán para colocarlos sobre superficies de metal o en cualquier sitio de la casa para que recuerden los consejos.

 

Con esto además de fomentar la creatividad, los niños pasarán un tiempo entretenido y seguirán los tips ya que ellos participaron en la creación de los peces con mensajes.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES