UNIDAD

 

3

 

CONTENIDO

 

3

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

El valor de la responsabilidad en el uso de las redes sociales.

3.3 Explica con interés la influencia de los medios de comunicación en la sociedad salvadoreña para una mejor utilización de estos en su hogar, comunidad y escuela.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

RESPONSABILIDAD: “Asume las consecuencias de sus actos intencionados, resultado de las decisiones que tome o acepte; y también de sus actos intencionados, de tal modo que los demás queden beneficiados lo más posible, o por lo menos, no perjudicados preocupándose a la vez de que las otras personas en quienes pueda influir hagan lo mismo”. (ISAACS, 2003)

 

La educación sobre la responsabilidad frente a las redes sociales y la inacabable información en la web es hoy en día un reto permanente en los centros educativos, desde edades tempranas los niños se ven atraídos por el interminable mundo de la tectología, básicamente son ellos los exponentes principales de la era digital.

 

Pero al mismo tiempo estos deberán aprender y ser consientes sobre las ventajas y desventajas de ser parte de esta era tecnológica sin descuidar valores complementarios a la propia responsabilidad, como, por ejemplo, la libertad, autoestima, seguridad personal y autoconfianza tan necesarios cuando de redes sociales se habla.

 

En esta edad el reto por educar sobre redes sociales y su uso constituye un reto para los padres y maestros, son ellos quienes deben enseñar a los niños a discernir a partir de los valores mencionados, qué clase de contenido pueden o no compartir, que páginas seguir, la prudencia a la hora de usar sus primeras redes, la privacidad de sus cuentas y esto incluirá la privacidad de sus datos y su actividad en sus cuentas sociales.

 

Los padres de familia y educadores deberán trabajar como un equipo frente a los desafíos tecnológicos que deberán enfrentar a diario los estudiantes. Principalmente los padres deben tener sumo cuidado y saber cuál es la actividad de sus hijos en Internet, deberá supervisar con delicadeza y prudencia las cuentas sociales de sus hijos, sin que esto signifique una invasión a la privacidad de los niños (será imprescindible una sólida base de confianza y diálogo permanente entre padres e hijos),  deberán ayudar a entender a los niños de esta edad que una vez se comparte algo es la web es casi imposible que desaparezca, que no todo lo que se encuentra en ellas es verdadero, inclusive no todos los perfiles son reales; que “aceptar un amigo” es aceptar al mismo tiempo una red completa de otro grupo de personas, conocidas o no. Los podres y docentes deben forjar en los niños una responsabilidad tecnológica en el que sea consciente que lo que postea, comparte, pública o chatea tiene gran incidencia en otros, de forma positiva o, todo lo contrario, siendo parte de lo que hoy se llama Cyberbullying

 

Video sugerido para trabajar el valor de la responsabilidad en las redes sociales

Responsabilidad y respeto.

Otros valores que se pueden estudiar: libertad, autoestima, seguridad personal y autoconfianza.

VALORES A TRABAJAR

RESPETO: Actúa o deja actuar, procurando no perjudicar ni dejar de beneficiarse a sí mismo ni a los demás, de acuerdo con sus derechos, con su condición y con sus circunstancias”. (ISAACS, 2003)

Las redes sociales e Internet tienen un gran impacto en la niñez y adolescencia de hoy en día. Aunque nuestros hijos se benefician de las posibilidades de Internet como comunicación inmediata y acceso libre a la información de su interés, es importante tener en cuenta medidas de seguridad para que los niños no sean expuestos a riesgos en línea, como la exposición a contenido inapropiado o el sufrimiento de hostigamiento online. (TALI, s.f.)

Además, los estudios muestran que hoy por hoy los niños pasan mucho tiempo al día chequeando redes sociales online en computadoras, tabletas y teléfonos celulares. 

La mayoría de las redes sociales tienen límites de edad para el ingreso de usuarios nuevos. Cada familia debe considerar estos límites de edad y pensar a qué edad permiten a los niños o preadolescentes tener cuentas activas en redes sociales. Ten en cuenta que existen redes sociales más apropiadas para niños pequeños en sitios de juegos en línea para niños, con estándares de seguridad aptos para ellos y con acceso seguro autorizado por los padres. (TALI, s.f.)

El valor del respeto en materia de redes sociales obliga a considerar un elemento básico: la Netiqueta para Redes Sociales ofrece pautas para la convivencia online y sirve de referente para el ejercicio de la ciudadanía digital. No se trata de una lista de consejos de seguridad para evitar riesgos propios o ajenos. Sin embargo, las buenas formas, la cortesía y el respeto por los demás implican también no perjudicar su seguridad ni privacidad. Al mismo tiempo, es preciso ayudar a los demás a que sean buenos convecinos online y no nos causen molestias, ni siquiera de manera involuntaria. (Pantallas Amigas, 2010).

 

Los padres y docentes deben ayudar a los niños a que aprendan que el respeto hacia los otros y para él mismo también tiene un espacio en la vida virtual, compartir noticias falsas o contenido fuera de tono, comentar publicaciones con la intención de dañar o generar polémicas, compartir fotografías o videos sin permiso, “likes” o “me divierte” fuera de contexto, etc. Resultan hoy en día las maneras más comunes de irrespetar la privacidad y la dignidad de los otros y por qué no de uno mismo.

 

Formar desde la infancia en responsabilidad y respeto en materia tecnológica es el primer paso para la construcción de una sociedad que sin excluir a las tecnologías, al contrario haciéndoles partícipes pueda ser más humana, justa y solidaria todo desde las bondades que ofrece el mundo virtual.

Video sugerido para reforzar el concepto de respeto:

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Lectura del cuento “un perro ejemplar”

VALORACIÓN / REFLEXIÓN
  • ¿Qué es la responsabilidad?

  • ¿Crees que la responsabilidad nos ayuda en el uso las redes sociales?

  • ¿Es importante compartir con sus papas acerca de la importancia de las redes sociales?

  • ¿Cómo puede llegar a convertirse en vicio el uso de las redes sociales?

COMPROMISO
  • Hablar con sus papas acerca de este valor

  • Destinar un horario exclusivo para el uso de las redes sociales

  • Durante la hora de comida, procurar no utilizar el teléfono en las redes sociales.

HABILIDADES SOCIALES
  • Es prudente en el uso de las redes sociales

  • Sus publicaciones son decorosas

EVALUACIÓN
  • El maestro conversara con el estudiante acerca del uso de las redes sociales

ANEXO

 

Cuento: Un perro ejemplar (Fundación Televisa, 2015)

Propósito:Descubrir la importancia de ser responsable en todos nuestros actos

“La familia Gómez adoptó a Tamarindo en un albergue canino. Era un perro peludo de color café y raza indefinida cuya simpatía conquistó de inmediato a la señora Gómez y a sus dos hijas, Eloísa y Mariana. El papá, en cambio, tenía sus dudas, pues le parecía un animal demasiado grande e inquieto. Les dijeron sus hijas que podían quedarse con él siempre y cuando se hicieran responsables de su cuidado. “Deben llevarlo a pasear todos los días, darle de comer, bañarlo y limpiar sus excrementos”, les advirtió. Ellas aceptaron de inmediato, pues nunca habían tenido una mascota y estaban emocionadas. El problema fue que Tamarindo resultó muy travieso. Se la pasaba haciendo hoyos en el jardín, mordiendo los muebles, comiéndose la tarea de las hermanas y destruyendo los zapatos de todos. Esto hizo que le señor Gómez se enojara mucho. “Si ese perro sigue portándose así, se irá de esta casa”, sentenció. Eloísa y Mariana se habían encariñado tanto con Tamarindo que no soportaban la idea de separarse de él. Debían encontrar la manera de que su perro dejara de hacer travesuras. Gracias a internet, se enteraron de que cerca de su casa había un centro de adiestramiento canino. Allí les dijeron que le enseñarían a su perro a portarse mejor. Días después, Tamarindo ya no hacía hoyos ni destruía muebles. Tampoco se comía las tareas de las hermanas. Los Gómez estaban muy complacidos. ¡Su perro se había convertido en una mascota ejemplar! Entonces ocurrió algo inesperado. Una noche, la familia Gómez regresaba a casa después de haber ido al teatro y a cenar.

Estaban muy contentos, pues la obra les había gustado mucho y la cena estuvo riquísima; sin embargo, la alegría se transformó en sorpresa en cuanto entraron en su casa y vieron la sala y el comedor. El tapiz de uno de los sillones estaba desgarrado, las sillas se encontraban volcadas, el mantel yacía en el suelo y el valioso frutero de cristal, regalo de la tía Jacinta, se había roto. Al principio pensaron que un ladrón había entrado en la casa y tuvieron miedo, pero luego, al ver que no faltaba nada, buscaron otra explicación. No tardaron mucho en descubrir a Tamarindo escondido en un rincón con cara de culpable.

 El señor Gómez enfureció y dijo que llevaría a “ese malcriado” de regreso al albergue. “No lo hagas, papá”, suplicaron sus hijas llorando. Sin embargo, él estaba decidido. La señora Gómez pidió calma. Dijo que, antes de juzgar al pobre perrito, era necesario analizar la situación. Allí había algo raro. Tamarindo ya no se portaba mal. ¿Por qué ese cambio repentino de conducta? Al oír esto, Eloísa y Ángeles se sobresaltaron. Fue como si se hubieran dado cuenta de algo importante. Ambas bajaron la mirada y confesaron que la culpa era de ellas. “¿De qué hablan?”, quiso saber su padre. Ambas admitieron que se les había olvidado darle de comer a su mascota. “¿Cómo es posible? Esa era su responsabilidad —dijo su mamá—. Con razón Tamarindo se comportó así: ¡tenía hambre!”

 Las hermanas estaban muy apenadas y prometieron que nunca volverían a dejar a su mascota sin comer. De inmediato fueron a la cocina para servirle su alimento al perro. Por su parte, Tamarindo siguió yendo a la escuela y, al final del curso, se graduó con honores”.

  • Reflexionando:

¿Y tú qué piensas...?

¿Por qué el señor Gómez no estaba muy convencido de quedarse con Tamarindo?

¿Consideras que Eloísa y Mariana merecían un regaño por haber dejado sin comer a su mascota?

¿Tienes mascota en tu casa? ¿Quién se ocupa de ella?

¿Qué relación encuentras entre este cuento y el valor de la responsabilidad?

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES