UNIDAD

 

3

CONTENIDO

3

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Uso seguro de las redes sociales

3.3  Identifica señales de peligro en el contexto de las redes sociales y reconoce la responsabilidad ciudadana para prevenirla.

3.4  Promueve el uso positivo de los espacios abiertos por las nuevas tecnologías.

3.5  Analiza y discute acerca de riesgos del mal manejo de las redes sociales y sus consecuencias.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

PRUDENCIA: La prudencia es la virtud que dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo. (Catecismo de la Iglesia Católica, s.f.)

 

La prudencia se refiere al conocimiento de las acciones que debemos desear o rechazar. El hombre prudente compara lo pasado con lo presente para prever y disponer la acción futura; delibera sobre lo que puede suceder y sobre lo que conviene hacer u omitir para alcanzar su fin.  La prudencia implica conocimiento y discurso. Es, por tanto, una virtud de la razón práctica, un hábito cognoscitivo, una virtud intelectual. (teologiamoral.com, s.f.)

La prudencia tiene como objeto propio las acciones concretas, contingentes, temporales, que debemos realizar aquí y ahora en orden a un fin. Y todo esto pertenece a la razón práctica. (teologiamoral.com, s.f.)

La prudencia es media entre las virtudes morales y las virtudes intelectuales: es esencialmente intelectual, ya que es hábito cognoscitivo, y que perfecciona a la razón; pero es moral en cuanto a la materia, en cuanto que es directiva de las virtudes morales, ya que es recta razón acerca de lo agible. (teologiamoral.com, s.f.)

Si no hay prudencia, no hay posibilidad de que haya virtud moral. Tanto en la formación propia como en la de otras personas, es preciso tener siempre en cuenta que no podemos ser humildes, justos, fuertes o templados si no somos prudentes, es decir, si no sabemos valorar objetivamente la situación concreta en la que tiene lugar nuestra acción y si no transformamos ese conocimiento de la realidad en decisión moral. (teologiamoral.com, s.f.)

 

En la Sagrada Escritura, la prudencia aparece, en primer lugar, como una propiedad de Dios: «Yo, la Sabiduría, habito con la prudencia, yo he inventado la ciencia de la reflexión. Míos son el consejo y la habilidad, mía la inteligencia, mía la fuerza» (Prov. 8, 12-14).

 (teologiamoral.com, s.f.)

Video sugerido para reforzar el valor de la prudencia al usar redes sociales.

Prudencia, libertad, responsabilidad, objetividad y templanza. Otros valores que se pueden trabajar son: obediencia y respeto.

VALORES A TRABAJAR

LIBERTAD: La libertad es el poder, radicado en la razón y en la voluntad, de obrar o de no obrar, de hacer esto o aquello, de ejecutar así por sí mismo acciones deliberadas. Por el libre arbitrio cada uno dispone de sí mismo. La libertad es en el hombre una fuerza de crecimiento y de maduración en la verdad y la bondad. La libertad alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios, nuestra bienaventuranza. (Catecismo de la Iglesia Católica, s.f.)

 

Dios ha creado al hombre racional confiriéndole la dignidad de una persona dotada de la iniciativa y del dominio de sus actos. “Quiso Dios “dejar al hombre en manos de su propia decisión” (Si 15,14.), de modo que busque a su Creador sin coacciones y, adhiriéndose a Él, llegue libremente a la plena y feliz perfección”. (Catecismo de la Iglesia Católica, s.f.)

La libertad implica la posibilidad de elegir entre el bien y el mal, y, por tanto, de crecer en perfección o de flaquear y pecar. La libertad caracteriza los actos propiamente humanos. Se convierte en fuente de alabanza o de reproche, de mérito o de demérito. (Catecismo de la Iglesia Católica, s.f.)

En la medida en que el hombre hace más el bien, se va haciendo también más libre. No hay verdadera libertad sino en el servicio del bien y de la justicia. La elección de la desobediencia y del mal es un abuso de la libertad y conduce a la esclavitud del pecado (cf Rm 6, 17). (Catecismo de la Iglesia Católica, s.f.)

La libertad hace al hombre responsable de sus actos en la medida en que estos son voluntarios. El progreso en la virtud, el conocimiento del bien, y la ascesis acrecientan el dominio de la voluntad sobre los propios actos. (Catecismo de la Iglesia Católica, s.f.)

 

 

Video sugerido para reforzar el valor de libertad

OBJETIVIDAD: Una persona objetiva es la que tiene la capacidad de controlar sus emociones, de ver las cosas sin suponer sobre ello y manteniendo la racionalidad. La objetividad te permite tener claridad sobre la verdad, pensar las cosas dos veces y tomar mejores decisiones, porque no te dejarás llevar pos tus emociones. (Giraldo, s.f.)

 

Para ser objetivos frente a circunstancias o situaciones complejas debemos evitar emitir juicios de valor a partir de supuestos o comentarios infundados. Contrario a ello debemos tener evidencias de las cosas, de tal forma que podamos mantener nuestra posición de manera invariable ante el tiempo o frente a presiones de otros.

Cuando una persona no es objetiva, se centra en las circunstancias y no en los problemas. Observa las cosas superficiales, pero no el fondo. Probablementre todos conocemos a alguien que comete un error al no juzgar correctamente la realidad: la persona desilusionada porque había idealizado a su pareja, el muchacho que reprobó el examen porque pensó que sería más fácil de lo que esperaba, el trabajador que no juzga correctamente las circunstancias y pone en peligro a los demás, las personas que discuten porque uno de ellos se aferra a su propia visión. (pensamientos.com, s.f.)

Ser objetivo es un reto importante, porque exige de nosotros ver los problemas y las situaciones con un enfoque que equilibre adecuadamente emoción y razonamiento. Esto por supuesto es complicado cuando las conclusiones se basan más en los sentimientos. Por ello el valor de la objetividad es tan importante, porque nos permite dar su justo peso a los acontecimientos y obrar de una forma coherente. (pensamientos.com, s.f.)

Una de las formas más eficientes de vivir el valor de la objetividad es viendo los problemas y las situaciones desde todos los puntos de vista. En este proceso el escuchar la opinión de gente madura y desinteresada nos permite observar las cosas con menos apasionamiento y con mayor objetividad. En ocasiones estamos tan inmersos en los problemas que no logramos ver la solución, por obvia que parezca. En otras ocasiones nos aferramos a nuestro orgullo o a un juicio equivocado por no contar con toda la información necesaria. (pensamientos.com, s.f.)

La objetividad nos permite tomar decisiones más eficientes, mejora nuestras relaciones humanas, tiene un impacto positivo en la familia. La objetividad nos permite ser más justos con quienes nos rodean y siempre nos abre las puertas. La lucha por ser objetivos implica el ceder un poco ese "Yo" que a veces nos pesa tanto. En ocasiones no es orgullo, ni soberbia, sino que simplemente tenemos una tendencia natural a creer que tenemos la razón. Si evaluamos siempre que existe la posibilidad de estar equivocados, nos permite ser más certeros y apreciar todo con mayor objetividad. (pensamientos.com, s.f.)

RESPONSABILIDAD: Asume las consecuencias de sus actos intencionados, resultado de las decisiones que tome o acepte; y también de sus actos no intencionados, de tal modo que los demás queden beneficiados lo más posible o, por lo menos, no perjudicados; preocupándose a la vez de que las otras personas en quienes pueda influir hagan lo mismo. (Olivero, La responsabilidad y el respeto, s.f.)

 

Dicho en otras palabras, es el cargo u obligación moral que resulta para uno del posible error en cosa o asunto determinado. Supone el asumir las consecuencias de nuestros propios actos. Ser responsable implica tener que rendir cuentas, no solo aguantar las consecuencias de la propia actuación. (Olivero, La responsabilidad y el respeto, s.f.)

 

Responsable es el que cumple con su obligación sin presiones inmediatas. Responsable es un hombre libre que sabe usar su capacidad de elegir; no es responsabilidad la del que cumple su deber, obligado por alguien con autoridad. El responsable es consciente y está convencido; más aún, cumple movido por un noble sentimiento de interés por sí mismo o por su prójimo. (Román, La Responsabilidad, s.f.)


Cumplir obligado causa fatiga, fastidio y abandono de la labor tan pronto como cesa la vigilancia del que obliga. Cumplir responsablemente, causa satisfacción y plenitud y va ligado con la perseverancia necesaria hasta ver la labor cumplida. (Román, La Responsabilidad, s.f.)


La responsabilidad es un hábito que se forma no sólo por la repetición mecánica de acciones, sino por el crecimiento en la toma de conciencia del propio bienestar y de la felicidad de los seres amados. (Román, La Responsabilidad, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el concepto de la responsabilidad.

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

En grupos de trabajo dialogar sobre la importancia de la prudencia y la responsabilidad en el uso de las redes sociales. Puede apoyarse en alguno de los videos sugeridos o en situaciones conocidas.

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿A qué se refiere el uso responsable de redes sociales?

¿Cómo utilizo mis redes sociales?

¿Qué es lo más importante que he aprendido sobre el tema?

COMPROMISO
  • Hacer buen uso de las redes sociales.

  • Hacer buen uso de la libertad en las redes sociales.

  • Ser prudente al publicar información y fotografías en redes sociales.

HABILIDADES SOCIALES
  • Ser discreto al publicar información de sus amigos.

  • Respetar la intimidad propia y la de sus compañeros.

  • Usar correctamente las redes sociales.

EVALUACIÓN
  • Evaluar el análisis de los videos, ponderando la participación de los estudiantes.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES