UNIDAD

 

3

 

CONTENIDO

 

4

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

El derecho de acceso a la información pública (Sitios web y otros).

3.4 Investiga sitios en Internet donde se puede accesar a información de interés público de Instituciones Gubernamentales.

3.5 Utiliza correctamente medios tecnológicos para fomentar su participación ante las prohibiciones éticas de los servidores públicos.

3.6 Localiza espacios en los sitios web, donde puede realizar denuncias sobre actos de corrupción de servidores públicos.

VALORES A TRABAJAR

Honestidad, responsabilidad, integridad. Otros valores que se pueden trabajar son: El respeto, la templanza.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

HONESTIDAD: “Honestidad con otros individuos, con las instituciones, con la sociedad, consigo mismo. La fortaleza interior y la confianza alimentadas por la veracidad, honradez e integridad” (Eyre, 1995).

 

Enseñar a los niños a ser honestos puede ser un verdadero desafío, teniendo en cuenta las muestras de deshonestidad que ellos podrían encontrar todos los días en el mundo en que viven. Sin embargo, un buen ejemplo y reforzamiento de las buenas conductas pueden ejercer una poderosa influencia sobre él.

 

Se podrían seguir estos métodos para trabajar este valor.

  • Sea absolutamente honesto. Esto les mostrará cómo siempre es aplicable el principio y su nivel de compromiso con él. Se debe contestar a sus preguntas con veracidad y franqueza, a menos que estén fuera de lugar, y en tal caso diga, simple y honestamente, por qué no ha de responder. No deje que ellos escuchen cómo usted dice por teléfono pequeñas mentiras, y jamás les pida que las digan por usted.

  • Elogie y conceda la oportunidad de “empezar de nuevo”. Esto les da una segunda y rápida posibilidad de ser veraces. No se muestre “ansioso” por pescarlos en una mentira. En cambio, “descúbralos diciendo la verdad” y elógielos por eso. Si ellos dicen (o comienzan a decir) que lo que usted cree no es cierto, interrúmpalos y diga: “Esperen, piensen un momento. Recuerden que es importante decir la verdad”. Luego permítales comenzar de nuevo.

  • Destaque las consecuencias. Muestre a sus hijos la dinámica causa-efecto de la honestidad y la deshonestidad. Busque situaciones de la vida real donde se realice un acto deshonesto. Destaque las consecuencias de ambas cosas: el objeto del acto y su autor. También busque muestras de honestidad y mencione las consecuencias positivas, en especial la tranquilidad interior, la confianza y el auto-respeto logrados por la persona honesta.

 

Video sugerido para reforzar el valor de la honestidad (Universidad Barared, 2015)

RESPONSABILIDAD: “Asume las consecuencias de sus actos intencionados, resultado de las decisiones que tome o acepte; y también de sus actos no intencionados, de tal modo que los demás queden beneficiados lo más posible o, por lo menos, no perjudicados; preocupándose a la vez de que las otras personas en quienes puede influir hagan lo mismo” (Isaacs, 2003).

 

“Ser responsable supone asumir las consecuencias de los propios actos, y en principio parece que los jóvenes, a quienes llamamos irresponsables, están dispuestos a hacerlo. Asumen las consecuencias de sus actos en el sentido de aguantar las críticas de sus padres, de abandonar la comodidad de una vida confortable, etc.” (Isaacs, 2003).

 

“Sin embargo, responsabilidad no sólo significa responder ante uno mismo. Responsabilidad significa responder, dar respuesta a la llamada de otro. Aquello que pide una respuesta puede ser la conciencia, o bien el tú de un semejante, el nosotros de la sociedad. Mas, para poder responder, es preciso haber aprendido a oír y escuchar” (Isaacs, 2003).

 

“Hoy día la moda lleva a los jóvenes a querer interpretar sus vidas fuera de todo compromiso, a vivir para pasarlo bien. Y en cuanto una persona empieza a considerarse a sí mismo como su propio rey deja de ser responsable. Ser responsable significa obedecer: obedecer a la propia conciencia, obedecer a las autoridades, sabiendo que esa obediencia no se refiere a un acto pasivo, de esclavo, sino a un acto operativo de compromiso, de deber” (Isaacs, 2003).

 

Video sugerido para reforzar el valor de la responsabilidad (Universidad Barared, 2015)

INTEGRIDAD: “Vida en concordancia con nuestro estado de conciencia más elevado. La integridad personal requiere valor” (La página de la vida, s.f.).

 

“En una sociedad donde se pierden los valores y crece la desconfianza, la integridad es un desafío impresionante en los negocios, la familia, el estado y la Sociedad en general” (La página de la vida, s.f.).

 

“La palabra “integridad” implica rectitud, bondad, honradez, intachabilidad; alguien en quien se puede confiar; sin mezcla extraña; lo que dice significa eso: lo que dijo; cuando hace una promesa tiene la intención de cumplirla” (La página de la vida, s.f.).

 

“Continuamente creamos nuestra realidad a través de las elecciones que hacemos, momento a momento -creando y manteniendo la armonía al seguir nuestra conciencia y actuar por el bien más elevado” (La página de la vida, s.f.).

 

“Estamos siendo valientes cuando vivimos de acuerdo a nuestra conciencia cuando sería fácil esconder de los otros que no estamos siguiendo nuestra conciencia. Es más cómodo deslizarse hacia abajo por la colina de la vida, manteniendo o divagando en nuestro estado de conciencia actual, que seguir las escaladas algunas veces duras del camino de lo que sabemos es correcto” (La página de la vida, s.f.).

Video sugerido para reforzar el valor de la integridad (La integridad [Video], 2016):

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

En primer lugar, se realizará una conversación acerca de un cuento que se relatará, luego los estudiantes harán un dibujo y finalmente una exposición con los mismos.

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

Una vez terminado el cuento el docente le dará la posibilidad a los estudiantes de que hagan comentarios sobre lo sucedido en el relato, guiará la conversación hacia la conducta honesta seguida por Juanito, hablará a los niños sobre qué es la honestidad, definirá cuáles son las buenas acciones para considerar a alguien honesto, de forma que comprendan qué es la honradez, y cómo deben ser las relaciones entre las personas honestas, en casa, la comunidad, la escuela y en general en el país. Se debe buscar sitios en internet donde se promueva el acceso a la información y conversar sobre ello y como se deberían trabajar los valores estudiados y como eso mejoraría la situación del país.

 

Parte III

El docente invitará a los estudiantes a hacer dibujos y pinturas en que se destaque el valor de la honestidad tanto en casa, escuela, comunidad y en el país. Al finalizar los dibujos los estudiantes los explicarán y colgarán en un mural.

COMPROMISO
  • Practicaré el valor de la honestidad e invitaré a los demás a hacerlo también.

  • Seré responsable con mis acciones.

  • Trataré de que mi conducta sea integra.

HABILIDADES SOCIALES
  • Hablar con la verdad.

  • Ser responsable.

  • Ser respetuoso.

  • Pedir las cosas por favor.

  • Ser agradecido.

EVALUACIÓN
  • Valorar la participación de los estudiantes en cada una de las actividades propuestas.

ANEXO

objetivo: desarrollar en los niños nociones acerca de la honestidad.

 

El contenido de esta actividad tratará sobre la honestidad. La primera actividad se realizará mediante una conversación del docente con los estudiantes sobre el tema en el que relatará un cuento, en una segunda actividad los niños harán dibujos sobre el contenido del cuento, y finalmente, en una tercera actividad, harán una exposición en el mural con todos los dibujos confeccionados.

 

Se necesitará el cuento y materiales para que los estudiantes puedan realizar el dibujo.

 

Desarrollo de la actividad:

 

Parte I

El docente comenzará realizando una exploración, mediante un diálogo sobre los conocimientos que los estudiantes tienen de honestidad, a fin de tener un diagnóstico de la misma.

 

Parte II

Contar el cuento “Una conducta honesta”

 

“Una conducta honesta”

 

Érase una vez un niño muy pobre que vivía con sus padres en una zona en las afueras de la ciudad. Juanito, que así se llamaba el niño, se iba todas las mañanas bien temprano al mercado de la ciudad, a tratar de buscar algo que hacer para que los comerciantes lo ayudaran con algunas cosas que le regalaban: frutas, hortalizas, verduras, con las cuales él contribuía a la economía hogareña, a pesar de que como era un niño era bien poco lo que podía conseguir.

 

Un día estando sentado frente a una tienda de frutas vio a una anciana comprando algunas cosas, que echaba en una bolsa grande. Juanito se acercó a ella para tratar de ayudarla, pero la anciana, al verlo tan desarrapado, lo echó de su lado, porque temía que el niño le fuera a coger algunas frutas. Juanito no le hizo mucho caso, pensando que quizás la viejecita había tenido anteriormente algún tipo de experiencias desagradable, y se puso a mirar otras cosas.

 

En eso la anciana se va y, como era muy viejita, echó su bolsa del dinero en la bolsa, y esta se cayó al suelo sin que se diera cuenta. Juanito corrió donde la bolsa había caído, y cuando la abrió ¡Cielos, allí había dinero como para que toda su familia comiera una semana! ¡Qué suerte!

 

¿Y saben lo que hizo Juanito? Corrió donde la anciana que ya se iba del mercado, y ésta al verle de nuevo le dijo: “Mira niño, ¡ya te dije que no quiero que me ayudes!”

“Señora” replicó Juanito no es para eso, sino para devolverle esta bolsa que se cayó sin que usted se diera cuenta.”

 

La anciana incrédula tomó la bolsa, miró dentro y exclamó: “Que injusta he sido, un niño tan honesto y yo rechazándolo.” “Pero vamos, ven conmigo a mi casa, para que te de todo lo que necesites para ti y tu familia.”

 

Y dicen que desde entonces todo el mundo en la vecindad llama a Juanito “el honrado”, por lo honesto que había sido en su conducta.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES