UNIDAD

 

4

 

CONTENIDO

 

4

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Libertad de organización y sindicalización y su importancia (obreros, sindicatos y conquista de mejoras salariales, regulación de la jornada laboral, el descanso dominical y otros).

4.4  Conoce las formas de participación ciudadana de migrantes salvadoreños en el exterior y analiza proyectos de participación ciudadana en la vida política de El Salvador.

VALORES A TRABAJAR

Patriotismo, libertad, responsabilidad, laboriosidad, sindicalización y defensa de los derechos del trabajador.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

PATRIOTISMO: ver el contenido “Soy parte de una comunidad y un país.

__________________________________________________________________________________

 

LIBERTAD: verificar el contenido “Uso responsable de las redes sociales”.

__________________________________________________________________________________

 

RESPONSABILIDAD: verificar el contenido “Uso responsable de las redes sociales”.

__________________________________________________________________________________

LABORIOSIDAD: verificar el contenido “La democracia como forma de vida familiar y comunitaria”.

__________________________________________________________________________________

 

SINDICALIZACIÓN: Es el derecho que tienen los trabajadores a formar asociaciones o uniones para defender los intereses vitales de los hombres empleados en las diversas profesionales. (Pontificio Consejo Justicia y Paz,, 2005)

 

El sindicato apareció como un espacio de reunión en el cual los diferentes obreros y operarios se encontraban para marcar sus pedidos y reclamos, de modo de que estos pudieran ser escuchados por los patrones o jefes. El sindicato se basa, de este modo, en la idea de que un grupo de personas puede ejercer mayor presión y obtener mejores resultados en sus reclamos que lo que puede lograr una persona que actúa de manera individual. (Bembibre C. , Definición de sindicato, 2010)

 

Los sindicatos modernos representaron por mucho tiempo fielmente los intereses de los trabajadores ya que estaban compuestos por ellos mismos, organizados en sus teorías y legislaciones por los intereses obreros. Basados en una idea más equitativa del reparto del poder, los sindicatos se organizan a partir de la elección de delegados que van rotando y que no poseen un lugar de jerarquía si no que son simplemente representantes del total de los compañeros frente a los jefes. (Bembibre C. , Definición de sindicato, 2010)

 

El objetivo de los sindicatos es la defensa de los derechos de los trabajadores y de todas las personas, ante algún beneficio que este requiera. Según la doctrina social de la Iglesia, un sindicato pierde su sentido, cuando esta toma la orientación hacia un partido político.

Desafortunadamente para los trabajadores, y más para la población menos favorecida, muchas veces los sindicatos han perdido su razón de ser por deseo de poder y la ambición del dinero y los intereses políticos, estos factores y otros corrompen a sus dirigentes.

 

Las personas tienen el derecho y deber de exigir sus beneficios, y de vez en cuando es favorable hacer este tipo de presión para que se pueda escuchar la palabra de los trabajadores. Aun la doctrina social de la iglesia también dice, que no se puede violentar el derecho de los demás, no se puede obstaculizar el trabajo de los demás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

__________________________________________________________________________________

 

DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL TRABAJADOR: Los derechos de los trabajadores, como todos los demás derechos, se basan en la naturaleza de la persona humana y en su dignidad trascendente.  (Pontificio Consejo Justicia y Paz,, 2005)

 

El Magisterio social de la Iglesia ha considerado oportuno enunciar algunos de ellos, indicando la conveniencia de su reconocimiento en los ordenamientos jurídicos: el derecho a una justa remuneración;  el derecho al descanso;  el derecho « a ambientes de trabajo y a procesos productivos que no comporten perjuicio a la salud física de los trabajadores y no dañen su integridad moral »; el derecho a que sea salvaguardada la propia personalidad en el lugar de trabajo, sin que sean « conculcados de ningún modo en la propia conciencia o en la propia dignidad »;  el derecho a subsidios adecuados e indispensables para la subsistencia de los trabajadores desocupados y de sus familias;  el derecho a la pensión, así como a la seguridad social para la vejez, la enfermedad y en caso de accidentes relacionados con la prestación laboral;  el derecho a previsiones sociales vinculadas a la maternidad;  el derecho a reunirse y a asociarse.  (Pontificio Consejo Justicia y Paz,, 2005)

 

Vale defender los derechos de cada uno de los trabajadores, pues mucho de ellos con violentados. Se debe hacer cumplir los derechos por igual, y no solo a un grupo en específico. Pero también se debe tomar en cuenta, cuando las personas luchan por el beneficio de los demás, están luchando más por un sacrificio que se ha hecho anteriormente.

 

El hombre, es un hombre de trabajo, hecho para el trabajo, por tanto, todo lo que hace, lo hace con toda voluntad de desarrollarse, por ese motivo se vuelve necesario, estar atento ante la demanda de los trabajadores, tutelar cada uno de los derechos para que no sean violentados.

 

Benedicto XVI expresó su convicción de que a pesar de la crisis que atraviesa el mundo del trabajo, los jóvenes empresarios harán todo lo posible "por salvaguardar el empleo, en particular de los jóvenes. Para construir el propio futuro con confianza, deben poder contar con una fuente de ingresos segura para ellos y para sus familias". (Catholic.net, s.f.)

 

"Es necesario -subrayó- que la actividad laboral vuelva a ser el ámbito en el que el ser humano pueda realizar sus propias facultades, usando toda su capacidad e ingenio personales, y crear las condiciones más favorables para ello depende en gran parte de los empresarios". (Catholic.net, s.f.)

 

Cuando se defiende el derecho del trabajador, se está defendiendo el que se mantenga trabajos a tiempo completo y no parcial, a trabajar por brindarles mejores oportunidades de empleo, donde se cuide la dignidad del trabajador; se deben dar lugares de trabajo dignos para la persona para que pueda desarrollar tanto a nivel individual, familiar y social.

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Lectura: La cigarra y la hormiga (ver anexo).

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Cómo hacer uso de la libertad sin afectar a los demás?

¿Cómo puedo promover la responsabilidad con mis compañeros de clase?

¿Comprendo lo que es un sindicato?

¿Por qué es necesario el sindicato?

¿Qué se busca cuando se forma un sindicato?

¿Qué sucede si el sindicato pierde su razón de ser?

COMPROMISO
  • Promover el uso de la libertad de manera responsable.

  • Ser más responsable con mis tareas.

  • Trabajar en conjunto en la búsqueda del bien común.

  • Defender a los compañeros cuando se le vulneran sus derechos.

HABILIDADES SOCIALES
  • Soy responsable.

  • Me gusta trabajar.

  • Me uno en la búsqueda de objetivos comunes

  • Puedo trabajar en grupo.

  • Defiendo los derechos de todos por igual.

EVALUACIÓN

Ponderar la participación de los estudiantes en el desarrollo de la actividad didáctica.

ANEXO

Lectura: La cigarra y la hormiga.

Propósito: que se pueda comprender la importancia del trabajo arduo y la responsabilidad realización de sus obligaciones.

La cigarra era feliz disfrutando del verano:  El sol brillaba, las flores desprendían su aroma...y la cigarra cantaba y cantaba. Mientras tanto su amiga y vecina, una pequeña hormiga, pasaba el día entero trabajando, recogiendo alimentos.

- ¡Amiga hormiga! ¿No te cansas de tanto trabajar? Descansa un rato conmigo mientras canto algo para ti. – Le decía la cigarra a la hormiga.

- Mejor harías en recoger provisiones para el invierno y dejarte de tanta holgazanería – le respondía la hormiga, mientras transportaba el grano, atareada.

La cigarra se reía y seguía cantando sin hacer caso a su amiga. 

Hasta que un día, al despertarse, sintió el frío intenso del invierno. Los árboles se habían quedado sin hojas y del cielo caían copos de nieve, mientras la cigarra vagaba por campo, helada y hambrienta. Vio a lo lejos la casa de su vecina la hormiga, y se acercó a pedirle ayuda.

- Amiga hormiga, tengo frío y hambre, ¿no me darías algo de comer? Tú tienes mucha comida y una casa caliente, mientras que yo no tengo nada.

La hormiga entreabrió la puerta de su casa y le dijo a la cigarra.

- Dime amiga cigarra, ¿qué hacías tú mientras yo madrugaba para trabajar? ¿Qué hacías mientras yo cargaba con granos de trigo de acá para allá?

- Cantaba y cantaba bajo el sol- contestó la cigarra.

- ¿Eso hacías? Pues si cantabas en el verano, ahora baila durante el invierno- 

Y le cerró la puerta, dejando fuera a la cigarra, que había aprendido la lección.

Moraleja: Quien quiere pasar bien el invierno, mientras es joven debe aprovechar el tiempo.

(Guerra T. , s.f.)

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES