UNIDAD

 

1

 

CONTENIDO

 

2

CONTENIDO 

         

INDICADOR DE LOGRO

Dialoguemos con respeto (El intercambio respetuoso de opiniones durante el diálogo).Dialoguemos con respeto (El intercambio respetuoso de opiniones durante el diálogo).

1.2  Expresa opiniones de manera respetuosa al conversar sobre diversos temas con sus compañeras, compañeros y docente.

1.3  Demuestra respeto al escuchar las opiniones de los demás.

VALORES A TRABAJAR

Diálogo y respeto.

Otros valores que se pueden trabajar son: Convivencia, empatía, solidaridad, amistad, actitud y orden.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

DIÁLOGO: “Intercambio abierto transparente de palabras y sentimientos, con el ánimo de entenderse, buscando acuerdos de mutuo beneficio”. (Navarro, s.f.)

 

“Una de las más sorprendentes facultades de los seres humanos (y de nuestros parientes cercanos, los mamíferos) es la posibilidad de comunicarse y darse a entender. Para ello contamos con distintos recursos como nuestro idioma (lenguaje verbal), pero también con el lenguaje no verbal (gestos y expresiones corporales). Estos recursos nos permiten manifestar nuestras ideas, deseos e intenciones y conocer los de los demás. Sin embargo, no siempre hacemos el mejor uso de ellos. Las conversaciones pueden volverse superficiales y un poco tontas, como si fueran puro ruido. No escuchamos con atención a los demás y a veces tememos decir lo que sentimos. El valor del diálogo consiste en pensar con inteligencia y cuidado lo que vamos a decir, en abordar temas importantes para nuestra vida, escuchar atentamente a los otros y hacernos oír por los demás. Las metas más importantes del diálogo son la paz, la concordia, la comprensión y la solución de conflictos. ( Equipo Profesores de Innovación y Compensación Educativa Ayto. Pozuelo de Alarcón , 2012)

 

El extremo opuesto

 

La actitud contraria al diálogo es la incomunicación. Ésta provoca una sensación de aislamiento en las personas porque no pueden compartir con los demás lo que sienten o necesitan. Por otra parte, impide que las gentes se conozcan tal y como son, por lo que viven en una permanente soledad. La incomunicación impide realizar proyectos comunes y resolver conflictos. En los casos más graves genera tensiones que, con el tiempo, pueden tener serias consecuencias que van desde el divorcio (cuando los miembros de una pareja no se comprenden), hasta una guerra (cuando una nación no escucha las razones de otra). ( Equipo Profesores de Innovación y Compensación Educativa Ayto. Pozuelo de Alarcón , 2012)

 

Para la vida diaria

 

Usa el diálogo para solucionar dificultades de todos los tamaños. Cuando tengas un problema o necesites tomar una decisión primero piensa y después dialoga. Si tu problema es con otra persona invítala a conversar y encuentra una base común sobre la que pueden ponerse de acuerdo. Si tu dificultad es con respecto a una situación o conflicto individual solicita la opinión de un amigo de confianza e intercambia ideas con él. Prefiere siempre a los más inteligentes y mejor informados.

 Usa el diálogo para elaborar propuestas creativas. No sólo es un recurso para remediar problemas, sino también para iniciar nuevas empresas. Trata de planear actividades en equipo, explícales a las personas participantes tu propia visión y escucha la visión que tienen ellas. Traten de conseguir planes o conclusiones con los que todos se sientan satisfechos y representados.

Haz que la gente hable. Promueve el diálogo en los espacios donde se desarrolla tu vida. El principal de ellos es el hogar. Existen “familias silenciosas” en las que todos guardan para sí sus enojos, ilusiones, planes o problemas; ello genera una peligrosa presión. Invita a tus familiares a expresarse libremente como una práctica habitual. Fijen una cita semanal para hacerlo”. ( Equipo Profesores de Innovación y Compensación Educativa Ayto. Pozuelo de Alarcón , 2012)

 

Video sugerido para reforzar el valor del diálogo:

EL RESPETO: “Actúa o deja actuar, procurando no perjudicar ni dejar de beneficiarse a sí mismo ni a los demás, de acuerdo con sus derechos, con su condición y con sus circunstancias”. (David Isaacs, s.f.)

 

“Al hablar del respeto es importante, en primer lugar, distinguir entre el respeto que debemos a todos los demás como hijos de Dios y el respeto que debemos a cada uno, de acuerdo con su condición y con las circunstancias. Lo primero nos lleva a una actitud abierta de comprensión y de aceptación. Lo segundo nos dirige a unas actuaciones concretas, de acuerdo con los factores implícitos en cada una de las relaciones humanas”. (David Isaacs, s.f.)

 

“Se verá, por tanto, que cada persona tiene el derecho de ser tratado y querido por los demás por lo que es. Es decir, por ser hijo de Dios. Y así radicalmente todos somos iguales. Por otra parte, cada uno cuenta con una condición y con unas circunstancias peculiares y esto hará a los demás respetarlos de un modo diferente”. (David Isaacs, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el valor del respeto:

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

PROPÓSITO: Al participar en una conversación que se expresen de manera respetuosa.

El docente leerá a sus estudiantes: Respeto a mis compañeros (ver anexo).

El docente leerá el cuento: El árbol mágico (ver anexo).

https://cuentosparadormir.com/infantiles/cuento/el-arbol-magico

El docente leerá el cuento: Jaguar negro, venado blanco

VALORACIÓN / REFLEXIÓN
COMPROMISO
  • Respetar a todas las personas que conforman mi escuela y familia.

  • No permitir por ningún motivo la crítica, chisme, burla, actitudes prepotentes o juicios ante los compañeros, maestros, personal o cualquier otra persona que se encuentre en la escuela.

  • Fomentar la integración, la comunicación y el trabajo en equipo ayudándoles a conocerse y valorar la riqueza de cada uno.

  • Pedir prestadas las cosas que necesito, cuidarlas y regresarlas a tiempo y en buen estado.

  • Participar en los juegos respetando las reglas.

  • Propiciar el respeto a los demás compañeros en el salón de clase.

  • Escuchar con atención cuando alguien habla, respetar el turno, esperar el propio turno para hablar.

  • Aceptar las diferencias de las demás personas, relacionarme y convivir en orden y armonía.

HABILIDADES SOCIALES
  • Convivir en paz y armonía.

  • Respeto a sí mismo y a los demás.

  • Expresarme correctamente mediante el diálogo.

  • Usar frases como: por favor, perdón, gracias, buenos días, hasta mañana, etc.

  • Actitud de escucha.

EVALUACIÓN
  • Pone atención al docente y a sus compañeros en el aula de clase.

  • Respeta la opinión de los demás, así no está de acuerdo.

  • Utiliza el lenguaje y tono de voz adecuado para comunicarse con sus compañeros y maestra.

  • Evita agredir físicamente y psicológicamente a su maestra y sus compañeros

  • Permanece con calma, para crear un clima óptimo en el aula de clase.

  • Colabora con su maestra y sus compañeros, cuando estos necesitan un favor.

ANEXO

 

ACTIVIDAD 1

Respeto hacia mis compañeros

Me gustan mis compañeros

a nadie quiero insultar

Prefiero ser agradable,

yo los quiero respetar.

Me gustan mis compañeros,

no los quiero molestar,

prefiero ser amable,

yo los quiero respetar.

 

Me gustan mis compañeros,

a nadie quiero enfadar,

prefiero ser cariñoso,

y a todos respetar.

 

Me gustan mis compañeros

no quiero discriminar.

Quisiera ser más abierto,

y a todos respetar.

 

 

Descripción de la actividad

Al terminar de leer (Respeto a mis compañeros), el docente invita a los estudiantes a poner en práctica cada una de las acciones que ahí dice, con sus amiguitos y amiguitas en el salón de clase.

 

 

ACTIVIDAD 2

 

Cuento: El árbol mágico

Hace mucho mucho tiempo, un niño paseaba por un prado en cuyo centro encontró un árbol con un cartel que decía: soy un árbol encantado, si dices las palabras mágicas, lo verás. El niño trató de acertar el hechizo, y probó con abracadabra, supercalifragilisticoespialidoso, tan-ta-ta-chán, y muchas otras, pero nada. Rendido, se tiró suplicante, diciendo: "¡¡por favor, arbolito!!", y entonces, se abrió una gran puerta en el árbol. Todo estaba oscuro, menos un cartel que decía: "sigue haciendo magia". Entonces el niño dijo "¡¡Gracias, arbolito!!", y se encendió dentro del árbol una luz que alumbraba un camino hacia una gran montaña de juguetes y chocolate.

El niño pudo llevar a todos sus amigos a aquel árbol y tener la mejor fiesta del mundo, y por eso se dice siempre que "por favor" y "gracias", son las palabras mágicas.

 

Descripción de la actividad

 

El docente, al terminar de leer, genera una conversación realizando preguntas sobre el cuento el árbol mágico.

¿De qué se trata el cuento?

¿Cómo se portó el niño?

¿Cómo debería comportarse el niño?

¿Has notado el efecto que expresiones como "por favor" y "gracias" provocan en la gente? ¿Te gusta? ¿Cómo lo describirías?

¿Les gusto el cuento? ¿Qué les gusto? ¿Qué no les gusto?

Concluye: Reflexiona sobre tus actos que en ocasiones no son los adecuados, para actuar con las personas que están a tu alrededor.

 

ACTIVIDAD 3

Cuento: Jaguar negro, venado blanco

Un fabuloso jaguar negro que habitaba la selva del Amazonas estaba cansado de dormir a la intemperie. Pensaba casarse muy pronto y, para casarse, hay que tener una casa. Por eso decidió construir una choza con todas las comodidades, a la orilla de un río. Pero no era el único que planeaba construir en ese lugar… Un delicado venado blanco tenía idénticos propósitos, ignorante de que por allí andaba una de sus mayores amenazas.

 Una mañana, antes de que saliera el sol, el venado comenzó a preparar el terreno para construir y salió de paseo. En ese momento llegó el jaguar, quien se sorprendió al ver que la superficie estaba lista y despejada para fincar. “Con seguridad Tulpa, el misterioso dios de la selva, ha venido a ayudarme”, pensó, y comenzó a trabajar con unos troncos que ya estaban cortados. Horas después, ya exhausto, se alejó de allí para descansar.

 Al amanecer siguiente llegó de nuevo el venado y al hallar tan avanzada la obra también creyó que el enigmático Tulpa le había prestado ayuda. Le puso techo a la choza, la separó en dos habitaciones, y se puso a vivir en una de ellas. Por su parte, el jaguar negro llegó más tarde y al ver la choza terminada, se instaló en la habitación situada junto al dormitorio del venado. Así transcurrió la noche. Ambos despertaron con sed y, al dirigirse al río para beber, se encontraron frente a frente y comprendieron lo que había ocurrido.

 “Bueno”, dijo el venado, “esto ocurrió porque Tulpa quiere que vivamos juntos, ¡qué raro!, ¿verdad? Y como todavía somos solteros podemos compartir esta choza ¿qué te parece?”. El jaguar respondió: “Está bueno. Podemos dividirnos las tareas. Hoy a mí me toca ir por la comida.” El jaguar salió de cacería y regresó cargando ¡el cuerpo de un venado rojo! Al entregárselo al venado blanco éste lo preparó, pero no probó bocado y aquella noche no durmió pensando en que el jaguar podría devorarlo.

 Al día siguiente tocó al venado salir a buscar la comida. Halló un jaguar más grande que su compañero y, con la ayuda del oso hormiguero, lo capturó y lo llevó a casa. “Mira”, le dijo al jaguar negro, “aquí está la comida”. El jaguar negro cocinó la carne, pero no la probó. Cuando oscureció tanto el jaguar como el venado temblaban pensando en el ataque del vecino. Accidentalmente el venado golpeó la pared de su cuarto. El jaguar reaccionó con un rugido. Ambos creyeron que la guerra había comenzado y salieron huyendo. La choza quedó abandonada y fue ocupada por un grupo de monos.

En la noche, otra vez a la intemperie, el jaguar negro pensaba “¡Tan sencillo que hubiera sido conversar y ponernos de acuerdo, ahora que yo estaba pensando volverme vegetariano!” El venado blanco, vagando bajo la lluvia también reflexionaba: “extraño al jaguar. Hubiera sido increíble vivir juntos y reunir a nuestras familias… Ahora tendremos que empezar de cero”.

 

Descripción de la actividad

El docente junto a los estudiantes, luego de leer el cuento, dialogan y reflexionan sobre las siguientes preguntas:

¿Quién salió perdiendo en esta historia?

¿Qué acuerdo hubieran podido establecer el jaguar y el venado?

¿Qué les impidió dialogar y permanecer juntos?

¿Cómo te imaginas la vida en común de estos animales?

¿Crees que si hubieran hablado cada uno hubiera respetado lo establecido?

El docente junto a los estudiantes dialoga sobre las siguientes preguntas e ideas:

1.- ¿Por qué debemos dialogar con las personas?

Responder a las siguientes preguntas:

¿Por qué debemos respetar a las demás personas?

¿Respetas a las personas que te rodean? ¿Cómo?

¿Por qué debemos dialogar con las personas?

¿Dialogas para dar solución a los problemas que se te presentan?

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES