UNIDAD

 

1

CONTENIDO

2

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

La libre manifestación del pensamiento y respeto hacia los demás

1.2 Expresar las ideas libremente y de forma autónoma propiciando el diálogo como forma de dirimir conflictos y respetando la opinión ajena.

VALORES A TRABAJAR

Responsabilidad, respeto, prudencia y sinceridad

Otros aspectos a considerar: Diálogo.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

RESPONSABILIDAD: asume las consecuencias de sus actos intencionados, resultado de las decisiones que tome o acepte; y también de sus actos no intencionados, de tal modo que los demás queden beneficiados lo más posible o, por lo menos, no perjudicados; preocupándose a la vez de que las otras personas en quienes puede influir hagan lo mismo. (Isaac, La educación de las virtudes humanas y su evaluación, 2000).

 

Los jóvenes hablan mucho de libertad y muy poco de responsabilidad, sin embargo, la responsabilidad no sólo significa responder ante uno mismo, sino responder, dar respuesta a la llamada de otro. Ser responsable significa obedecer a la propia conciencia, obedecer a las autoridades, obedecer a Dios, sabiendo que esa obediencia no se refiere a un acto pasivo, de esclavo, sino de un acto operativo de compromiso, de deber. Y significa cumplir bien. (Isaacs, La educación de las virtudes humanas y su evaluación, 2000)

 

Video sugerido para reforzar el valor de la responsabilidad.

RESPETO: es reconocer la dignidad propia de una persona. Es reconocer que todos los humanos somos dignos -y con los mismos derechos- desde el momento en que somos concebidos. (Román P. S., s.f.)

 

El respeto es reconocer el derecho ajeno; es el reconocimiento, consideración atención que se deben a las otras personas. Es una condición para saber vivir y alcanzar la paz y la tranquilidad. Una persona cuando es respetuosa acepta y comprende las maneras de pensar y actuar distintas a las de ella, también trata con sumo cuidado todo aquello que lo rodea. (conceptodefinicion.de, 2015)

 

En la interrelación con amigos, familia y compañeros de trabajo, ante una misma situación, cada quien tiene su punto de vista. Al ver las cosas de manera diferente lo importante es aceptar la opinión de los demás.

 

Video sugerido para reforzar el valor del respeto.

PRUDENCIA: “es la virtud que dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo”. (Teologíamoral.com, s.f.)

 

La prudencia es la que facilita una reflexión adecuada antes de enjuiciar cada situación y, en consecuencia, tomar una decisión acertada de acuerdo con criterios rectos y verdaderos.

La prudencia es una conductora de todos los hábitos buenos. (Isaacs, La educación de las virtudes humanas y su evaluación, 2000)

 

“La imprudencia incluye la precipitación, la inconsideración y la inconstancia, está muy relacionada con la falta de dominio de uno mismo”. (Isaacs, La educación de las virtudes humanas y su evaluación, 2000)

 

Hay un motivo para ser prudente: el deseo de hacer coincidir las decisiones que tomamos y la actuación correspondiente con el fin deseado. Puede enfocarse hacia el logro de la concordia social.

 

Videos sugeridos para reforzar la conceptualización de la virtud prudencia.

SINCERIDAD: manifiesta si es conveniente, a la persona idónea y en el momento adecuado, lo que ha hecho, lo que ha visto, lo que piensa, lo que siente, etc., con claridad, respecto a su situación personal o a la de los demás. (Isaac, La educación de las virtudes humanas y su evalución, 2000)

 

En nuestros ambientes todo el mundo se jacta de ser sincero, al menos querría serlo. Para que la sinceridad tenga sentido no puede tratarse de una comunicación a azar. La persona tiene que reconocer su propia realidad y poseerla en cierto grado, para luego comunicarla de acuerdo con unos criterios. La sinceridad debería ser gobernada por la caridad y por la prudencia. Cuando la realidad personal no supone ninguna contrariedad, es más fácil decir la verdad; es importante distinguir entre realidad y fantasía, entre hechos y opiniones. Los motivos para ser sinceros deben basarse en principio en la confianza que los hijos les tengan a sus padres, que sepan que los quieren, en que los van a ayudar y no los van a juzgar. (Isaacs, La educación de las virtudes humanas y su evaluación, 2000)

 

Video sugerido para reforzar el valor de la sinceridad.

DIÁLOGO: El diálogo, es sin duda, un proceso discursivo que implica preparación para divisar y dejarse persuadir por la opinión o argumento mejor. El diálogo es un encuentro, no tanto porque haya muchas personas que hablen, sino porque hay muchas personas que escuchan a las demás. De no darse escucha, la multiplicidad de personas y de voces se convierte en una multiplicidad de monólogos paralelos sin encuentro posible entre ellos. (Pérez Estévez, 2001)

 

La falta de diálogo es lo que motiva casi todas las discordias y lo que arruina las comunidades humanas (matrimonios, familias, empresas, instituciones políticas, etc.). Sin comunicación no hay verdadera vida social, a lo sumo apariencia de equilibrio, pero falta el terreno común sobre el cual poder construir. Pero no basta reunirse a hablar: dialogar es compartir la interioridad, es decir, estar dispuesto a escuchar, a crecer en la compañía de otro. Por eso, tantas mesas de negociación no son más que farsas, callejones sin salida, pues los que allí se sientan no abandonan sus posturas por un bien superior: la mejora de todos.

 

Que el diálogo y la comunicación existan no es algo que esté asegurado. El verdadero diálogo solo tiene lugar cuando se habla y se escucha, si en éste intercambio uno está dispuesto a modificar su opinión cuando el otro muestra una verdad hasta ahora no conocida. No existe diálogo si no se escucha. Tampoco si no se afirma la necesidad de la verdad. La verdad es aquello que comparten y buscan los que hablan. No tiene sustitutivo útil.

La educación, si se busca la eficacia calando en las personas, si quiere evitar el convertirse en una pátina de datos y frases hechas, debe basarse en un proceso de diálogo constante. (Yepes R. A., 2001)

 

El hombre es un ser capaz de dar, quiere decir que se realiza como persona cuando extrae algo de su intimidad y lo entrega a otra persona como valioso, y ésta lo recibe como suyo, a esto le llamaremos amor.  (Yepes R. A., 2001)

 

Videos sugeridos para reforzar sobre el concepto de diálogo.

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Leer y comentar el cuento: Byte y el planeta renegón (Ver anexo)

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Es correcto gritar en lugar de hablar cuando me dirijo a alguien?

¿Observo cómo los demás se hablan entre sí?

¿Trato de dirigirme a los demás con respeto?

COMPROMISO
  • Pondré atención cuando estoy en una conversación y en clase.

  • Guardaré silencio para que los demás hablen y cuidaré que todos tengamos nuestro turno en la escuela y en la casa.

HABILIDADES SOCIALES
  • Me dirijo a las personas con que me relaciono con respeto.

  • Escucho con atención cuando los demás me hablan.

EVALUACIÓN

Se elige uno de los valores desarrollados en clase y en grupos dialogan sobre el mismo, luego compartir sus experiencias.

ANEXO

Cuento: Byte y el planeta renegón.

Propósito: que los estudiantes comprendan la importancia del respeto y la prudencia al interactuar con otros.

 

Byte (se pronuncia “bait”) era un robot que vivía en un planeta llamado Renegón. Todos los robots de ese planeta eran muy renegones e impulsivos (no se sabían controlar). Frecuentemente se herían verbalmente entre ellos, pero ya estaban acostumbrados, así que, si un robot le gritaba a uno, el otro le respondía más fuerte y así, empiezan a discutir.

Byte era un robot pequeño al cual le afectaba mucho lo que veía en los adultos pues él recién empezaba a vivir y aunque sus amigos le decían que ya se iba a acostumbrar, Byte no quería ser así pues pensaba que estaba mal y quería cambiar las cosas. Es así que empezó a pensar y pensar para ver cómo podía resolver el problema. Byte se esforzaba en los estudios y era muy aplicado en la escuela, así que eso le ayudó a idear una forma de cambiar a todos los robots de Renegón.

 

Tuvo la iniciativa de adicionar dos botones a la estructura de su cuerpo. El de la derecha le servía para pensar lo que iba a decir antes de hablar (era un botón para hacer una “pausa” antes de reaccionar impulsivamente) y el de la izquierda le servía para hablar cuando estaba listo para hacerlo. Todos los robots del planeta renegón, vieron que Byte era un robot distinto a ellos y lo admiraron porque vieron que, siendo tan pequeño, tuvo la iniciativa de cambiar las cosas y crear un mundo mejor. Al poco tiempo, muchos robots estaban añadiéndose los dos botones que Byte había inventado y ahora muchos hacían una pequeña pausa antes de reaccionar diciendo algo de lo que después puedan arrepentirse. El planeta Renegón, aunque siguió llamándose así, ahora estaba habitado por robots que no perdían la paciencia y que eran serenos.  (Paty, s.f.)

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES