UNIDAD

 

1

 

CONTENIDO

 

3

CONTENIDO

         

INDICADOR DE LOGRO

Mi ayuda es importante (Colaboro en el hogar).

1.4  Participa activamente en el consenso de normas del salón de clases.

1.5  Respeta las normas establecidas en el hogar, el salón de clases y la comunidad, para la convivencia pacífica y armoniosa.

VALORES A TRABAJAR

Cooperación, orden y laboriosidad.

Otros valores que se pueden trabajar son: Orden, empatía, compromiso y laboriosidad.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

COOPERACIÓN: “Consiste en el trabajo en común llevado a cabo por parte de un grupo de personas o entidades mayores hacia un objetivo compartido, generalmente usando métodos también comunes, en lugar de trabajar de forma separada en competición.

 

Características de la cooperación

Ayuda mutua

Esfuerzo propio

Responsabilidad

Democracia

Igualdad

Solidaridad

 

Ventajas de la cooperación

Aprovechan el interés de un grupo amplio de interesados para introducir innovaciones.

Favorecen la satisfacción de los consumidores: dado que sus miembros son los propios asociados-usuarios, pueden disponer de información directa sobre las necesidades del consumidor y los cambios en su conducta, hábitos, preferencias y expectativas.

Aumentan la motivación de los empleados al ser éstos también propietarios.

El interés directo de sus miembros favorece y facilita un mayor margen de maniobra en los procesos de adaptación a los problemas económicos o de otra índole.

 La disminución del capital nominal no es determinante de insolvencia.

El carácter democrático de la toma de decisiones (Asamblea) puede favorecer soluciones más sostenibles.

 El limitado acceso al capital externo puede fortalecer los recursos propios.

La no distribución –transitoria- de las reservas puede conducir a unas bases de capital más sólidas.

 En general, el desarrollo sostenible de las cooperativas es posible pese a la presencia de presiones externas en virtud de la fidelidad interna”. (González, 2011)

Video sugerido para reforzar el valor de la cooperación:

 

ORDEN: “Es un valor que se aprende en el hogar y nos acompaña para toda la vida. Hay quienes son ordenados por naturaleza, pero para otros el orden es un valor que se debe adquirir. De cualquier forma, el orden es indispensable para triunfar en la vida y de ahí la importancia de educar a los hijos desde muy pequeños en este valor.

 

Cuando hablamos de orden, no nos referimos solamente a la organización de las cosas materiales en nuestro hogar o espacio de trabajo. Somos también ordenados en la forma en que conducimos nuestra vida, en la forma de organizar nuestras ideas y hasta en nuestra presentación personal.

 

Para adquirir este valor es necesario poner en marcha la fuerza de voluntad en pequeños detalles que, en su conjunto, forman hábitos de orden. Así cuando se les enseña a los niños a ser organizados en su pequeño mundo, aprenderán a ser adultos estructurados y al mando de su propia vida.

 

Responsabilidad de los padres

 

Para educar en el orden es vital el buen ejemplo de los padres. En un hogar donde no existen normas claras, donde el desorden reina en cada rincón, es muy probable que los niños crezcan sin saber qué es ser ordenado. Pero si los padres mantienen su habitación ordenada, así como una presentación personal intachable, los niños aprenderán de ello como el modelo a imitar.

 

 El orden en los niños debe comenzar desde que están en capacidad de recoger sus juguetes luego de utilizarlos; así, a medida que crecen, se les da responsabilidades para mantener orden no solo en su habitación, sino en el resto del hogar.

 

Y aunque no hay fórmulas exactas, cada familia debe organizarse según sus necesidades y circunstancias para educar en el orden: las tareas que se asignan a cada hijo deben ser individualizadas; una táctica es redistribuir algunos de estos encargos cada semana con el fin de evitar la creencia de que un hermano trabaja más que el otro”. (LaFamilia.info, 2008)

 

Video sugerido para el valor del orden

LABORIOSIDAD: “Es la virtud del que “cumple diligentemente las actividades necesarias para alcanzar progresivamente su propia madurez natural y sobrenatural en el trabajo profesional y en el cumplimiento de los demás deberes”. ( ATTENDIS, 2017)

 

“Trabajar es solo el primer paso, hacerlo bien y con cuidado en los pequeños detalles es cuando se convierte en un valor.

 

Alguna vez un cómico dijo "Tan terrible es el trabajo que hasta pagan por hacerlo", sin embargo, el trabajo es un valor fundamental.

 

Cuando alguien se refiere a nosotros por “ser muy trabajadores” nos sentimos distinguidos y halagados: los demás ven en nosotros la capacidad de estar horas y horas en la escuela, en la casa o en la oficina haciendo “muchas cosas importantes”. Efectivamente esa puede ser la razón, pero existe la posibilidad de carecer de un sistema de trabajo que nos lleva a “trabajar” más tiempo de lo previsto. Esto se identifica con claridad cuando iniciamos varias tareas y sólo terminamos algunas, generalmente las menos importantes (las que más nos gustan o se nos facilitan), además de ir acumulando labores que después se convertirán en urgentes.

 

¿Qué significa la laboriosidad?

 

La laboriosidad significa hacer con cuidado y esmero las tareas, labores y deberes que son propios de nuestras circunstancias. El estudiante va a la escuela, el ama de casa se preocupa por los miles de detalles que implican que un hogar sea acogedor, los profesionistas dirigen su actividad a los servicios que prestan. Pero laboriosidad no significa únicamente "cumplir" nuestro trabajo. También implica el ayudar a quienes nos rodean en el trabajo, la escuela, e incluso durante nuestro tiempo de descanso; los padres velan por el bienestar de toda la familia y el cuidado material de sus bienes; los hijos además del estudio proporcionan ayuda en los quehaceres domésticos.

 

Podemos, fácilmente, dar una apariencia de laboriosidad cuando adquirimos demasiadas obligaciones para quedar bien, aun sabiendo que no podremos cumplir oportunamente; también puede tomarse como pretexto el pasar demasiado tiempo en la oficina o la escuela para dejar de hacer otras cosas, como evitar llegar temprano a casa y así no ayudar a la esposa o a los padres.

 

Al crear una imagen de mucha actividad, pero con pocos resultados se le llama activismo, popularmente expresado con un “mucho ruido y pocas nueces”. Es entonces cuando se hace necesario analizar con valentía los verdaderos motivos por los que actuamos, para no engañarnos, ni pretender engañar a los demás cubriendo nuestra falta de responsabilidad.

 

La pereza es la manera común de entender la falta de laboriosidad; las máquinas cuando no se usan pueden quedar inservibles o funcionar de manera inadecuada, de igual forma sucede con las personas: quien con el pretexto de descansar de su intensa actividad -cualquier día y a cualquier hora- pasa demasiado tiempo en el sofá o en la cama viendo televisión “hasta que el cuerpo reclame movimiento”, poco a poco perderá su capacidad de esfuerzo hasta ser incapaz de permanecer mucho tiempo trabajando o estudiando en lo que no le gusta o no le llama la atención.

 

¿Qué se necesita para ser laborioso?

 

Para ser laborioso se necesita estar activo, hacer cosas que traigan un beneficio a nuestra persona, o mejor aún, a quienes nos rodean: dedicar tiempo a buena lectura, pintar, hacer pequeños arreglos en casa, ayudar a los hijos con sus deberes, ofrecerse a cortar el pasto… No hace falta pensar en grandes trabajos “extras”, sobre todo para los fines de semana, pues el descanso es necesario para reponer fuerzas y trabajar más y mejor. El descanso no significa “no hacer nada”, sino dedicarse a actividades que requieren menor esfuerzo y diferentes a las que usualmente realizamos”. (Catholic.net , s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el valor de la laboriosidad:

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Propósito

Respetar normas establecidas, construyendo con ello sentimientos de solidaridad y confianza entre los estudiantes; propiciando una convivencia pacífica armoniosa.

Leer cuento: Lucia limpia y ordena su habitación. (Ver anexo)

https://www.youtube.com/watch?time_continue=3&v=FT67C1eBrdE (María CUENTOS INFANTILES CON VALORES, LUCÍA LIMPIA Y ORDENA SU HABITACIÓN - Cuentos infantiles con valores [Vídeo], 2017)

Análisis de los valores a través de un dilema moral. (Ver anexo)

Juego: “TODOS AYUDAMOS”.(Ver anexo)

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

Docente y estudiantes reflexionan sobre: Tomemos consciencia de los momentos en que hemos cooperado:

¿Cómo nos hemos sentido?

¿Qué hemos aportado?

¿De qué nos ha servido?

¿Qué nos ha reportado?

¿Cómo hemos ayudado?

¿En qué hemos mejorado?

¿Ha crecido nuestro sentimiento de ser persona?

Pongamos en práctica el valor de la cooperación, realizando algunas acciones, para ello respondamos las siguientes preguntas:

¿Qué puedo compartir con alguien?

¿A quién puedo ayudar?

¿Cómo me va a repercutir el cooperar?

COMPROMISO
  • Mencionar las responsabilidades que como niños, como estudiantes y como hijos tienen; tratar de cumplir con ellas.

  • Colaborar con el orden y aseo de la casa, escuela y comunidad.

HABILIDADES SOCIALES
  • Colaborar con los demás.

  •  Ser ordenado

  •  Cumplimiento de responsabilidades.

  •  Autoestima

  •  Generosidad

  •  Altruismo

  •  Solidaridad

  •  Capacidad de escucha.

  •  Pertenencia a un grupo.

  •  Confianza

EVALUACIÓN
  • Observar en los estudiantes actitudes como: Estar atentos, observando si alguien necesita de ayuda, para ayudarle.

  • Que los estudiantes apliquen lo aprendido resolviendo situaciones que se viven diariamente en el salón de clase. ( Así se estará alimentando el espíritu altruista y de servicio en ellos.)

ANEXO

 

ACTIVIDAD 1

 

 

Cuento: Lucía limpia y ordena su habitación

(Autora: María Abreu)

 

Mamá, mamá. No encuentro mi muñeca favorita _ vociferó Lucía.  

La madre, que estaba en el salón, se dirigió hacia la habitación de Lucía y le dijo:

_ ¡Mmmm! No encuentras tu muñeca…, entiendo el por qué.

_ Mamá, no la encuentro por ningún lado _ se lamentó Sofía.

_ Hija, con todo este desorden que tienes en tu habitación es normal que no la encuentres. Si quieres encontrarla piensa en la limpieza y el orden _ explicó la madre dulcemente.

_ ¿Por qué mamá? _ preguntó Sofía.

_ Observa tu cuerpo, todo está en su lugar. Imagina que tus ojos un día estuvieran en las manos, otro día en los pies o en las rodillas _ expuso la madre.

_ ¡Eso sería un desastre! _ exclamó Lucía.

_ Pues debes aprender que el orden es importante para saber dónde está cada cosa _ reveló la madre.

_ ¡Yupi! Pues voy a ordenar mi habitación para encontrar mi muñeca preferida.

Dicho esto, Lucía comenzó a ordenar su habitación: recogió la ropa y la guardó en el armario. La ropa sucia la llevó a una cesta. Los zapatos los colocó en el zapatero.

_ ¡Lo estás haciendo muy bien! _ susurró la madre.

Lucía guiñó un ojo y continuó ordenando su habitación: los papeles y los libros los guardó en un estante.  Finalmente se puso a barrer el suelo.  Mientras barría debajo de la cama se llevó una grata sorpresa:

_ Mamá, mamá, mira…, mi muñeca preferida estaba debajo de la cama. ¡Voy a jugar con ella!

De esta manera Lucía aprendió la importancia del orden y la limpieza.

Descripción de la actividad

Luego de la lectura pedir a los estudiantes que comenten voluntariamente sobre el cuento. El docente les dará a los alumnos la posibilidad de que cuenten sus propias experiencias o vivencias sobre el orden, la cooperación, la responsabilidad y sobre lo importante que es cumplir con ellos.

 

ACTIVIDAD 2

Análisis de los valores a través de un dilema moral

Se genera una reflexión grupal a partir de la presentación de una situación problemática (dilema moral) que resulte familiar y cotidiana para los estudiantes.

Dilema moral

Una tarde, Juan se comprometió a ordenar sus juguetes mientras su mamá salió a comprar. Cuando ella se fue, Juan vio que José estaba jugando en la calle y le dieron muchas ganas de salir a jugar con él, José es su amigo y hace mucho tiempo no juegan juntos. En ese momento, José ve a Juan y lo invita a jugar con él. ¿Qué hará Juan? ¿Ordenar sus juguetes o ir a jugar con José?

Descripción de la actividad

Para reflexionar: ¡Ayudemos a Juan a tomar una decisión!

¿Qué debería hacer Juan? ¿Qué debería hacer primero?

¿Qué harías tú en su lugar?

¿Qué estaría bien y que estaría mal hacer en este caso?

 

ACTIVIDAD 3

 

Juego: “TODOS AYUDAMOS”

 

Descripción de la actividad

Actividad que se puede realizar a lo largo del año o en momentos que el docente considere necesario.

Decorar botes (de lata o cualquier otro material no peligroso). Repartir a cada niño un palito de helado (paleta) para que le ponga su nombre. Si aún no escriben, el nombre puede ponerlo el educador. Estos palitos se denominarán “palitos de ayudantes” y se colocarán todos juntos en uno de los botes decorados.

 

Cada vez que los niños, o algunos de ellos, colaboran en una tarea de la clase o presta su ayuda a alguien, debe sacar su palito y llevarlo al otro bote decorado que estará ubicado en otro lugar, separado del primero y que tiene escrita la leyenda: “yo he colaborado hoy”.

 

El docente debe insistir en la importancia que tiene que el segundo bote esté lleno al final de la jornada y con ello fomentar el trabajo cooperativo, la laboriosidad, el orden y la responsabilidad.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES