UNIDAD

 

1

 

CONTENIDO

 

4

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

VALORES A TRABAJAR

Los problemas que afectan la convivencia en mi centro escolar y comunidad.

1.4  Identifica situaciones que afectan la convivencia sana y armoniosa y propone acciones para superarlas.

Convivencia escolar, Comprensión y Paciencia.

Otros valores sugeridos que se pueden desarrollar para una vida armoniosa en la familia, centro escolar y la comunidad: fortaleza y respeto.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

CONVIVENCIA ESCOLAR: “la coexistencia pacífica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes”. (Ministeriode Educación de Chile, s.f.)

La convivencia es la capacidad de las personas de vivir con otras (con-vivir) en un marco de respeto mutuo y solidaridad recíproca; implica el reconocimiento y respeto por la diversidad, la capacidad de las personas de entenderse, de valorar y aceptar las diferencias; los puntos de vista de otro y de otros.(Ministerio de Educación de Chile, s.f.)

 

La convivencia es un aprendizaje: se enseña y se aprende a convivir. Por ello, la convivencia escolar es la particular relación que se produce en el espacio escolar entre los diversos integrantes de la comunidad educativa: estudiantes, docentes, directivos, asistentes de la educación, padres, madres y apoderados, sostenedores.

 

En el espacio escolar, la convivencia se enseña, se aprende y se refleja en los diversos espacios formativos (en el aula, en los talleres, las salidas a terreno, los patios, los actos ceremoniales, la biblioteca).(Ministerio de Educación de Chile, s.f.)

La convivencia se aprende y se practica en el entorno familiar, en la escuela, en el barrio, en el mundo social más amplio. Tiene que ver con la capacidad de las personas de entenderse, de valorar y aceptar las diferencias; los puntos de vista de otro y de otros; con la tolerancia. Por eso, la convivencia vivida y experimentada en la institución escolar es el germen del ejercicio de la ciudadanía y de la democracia. Aprender a con-vivir constituye la base para la construcción de una sociedad más justa y una cultura de la paz, porque se sustenta en la dignidad de la persona; en el respeto y cuidado de sus derechos y sus deberes.(Ministeriode Educación de Chile, s.f.)

Desde esta perspectiva, el clima escolar es producto y fruto de la enseñanza y el aprendizaje de la convivencia en el aula, en los recreos, en el deporte, en los actos oficiales, donde los adultos tienen una responsabilidad central ya que se constituyen modelos para niños, niñas y jóvenes. Los estudiantes, al ser personas en proceso formativo, observan e imitan los comportamientos de los adultos en la interrelación, en la resolución de los conflictos y en el manejo de su agresividad.

El clima escolar es un indicador del aprendizaje de la convivencia y es una condición para la apropiación de los conocimientos, habilidades y actitudes, establecidos en el currículum nacional.

 

Pero es importante tener presente que el clima escolar no se asocia exclusivamente con la disciplina y la autoridad, sino más bien con la conformación de un ambiente propicio para enseñar y para aprender, en el que se pueden identificar distintos componentes, entre los cuales se pueden mencionar:

-La calidad de las relaciones e interacciones entre las personas (entre todos los miembros de la comunidad educativa)

-La existencia de actividades planificadas en los diversos espacios formativos (aula, patios, bibliotecas, etc).

-Un entorno acogedor (limpio, ordenado, decorado, etc).

-La existencia de normas y reglas claras, con una disciplina consensuada y conocida por toda la comunidad educativa.(Ministerio de Educación de Chile, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el valor de la convivencia escolar

COMPRENSIÓN: “Reconoce los distintos factores que influyen en los sentimientos o en el comportamiento de una persona, profundiza en el significado de cada factor y en su interrelación y adecúa su actuación a esa realidad”.  (ISAACS, 2003)

 

La comprensión es una actitud de tolerancia frente a una situación determinada. Las personas comprensivas, de este modo, logran justificar o entender como naturales las acciones o las emociones de otras.

 

Se trata de ponerse en el lugar o la situación de otra persona. El valor de la comprensión es muy importante en la infancia ya que les ayudará a valorar y entender las diferencias de los demás. A continuación, algunos consejos para lograr que los niños sean comprensivos.(conmishijos, s.f.)

 

Existen algunas ideas que pueden ayudar a los padres y educadores para conseguir que los niños sean comprensivos:

1- Los niños han de comprender que las personas son diferentes y hay que aceptarlas con sus virtudes y defectos. Han de entender que a las personas no podemos cambiarlas y que hay diferentes razas, religiones o maneras de pensar y actuar.

2- Es conveniente enseñar a los niños a escuchar a los demás. De esta manera, dejarán que otros expliquen sus razones o argumentos para hacer algo de una determinada manera. Así evitaremos que actúen precipitadamente con ira, enfado, desesperación o tristeza.

3- Enseñar al niño a ser comprensivo pasa porque entienda que antes de criticar algo ha de ponerse en la piel de la otra persona. Hazle pensar: ¿qué hubieras hecho en esa situación? Este ejercicio repetido en el tiempo hará que el niño adopte una posición comprensiva frente a otros.

4- El niño ha de saber que hay acciones fruto de un descuido y otras motivadas por una acción premeditada. Valorar esto antes de tomar una actitud intolerante o crítica frente a amigos ayudará a ser más comprensivo.

5- Una de las partes más activas de ser comprensivo ante alguien es intentar buscar una solución. Aportar un consejo a un amigo y ayudarle a encontrar una estrategia para su problema hará que el niño potencie el valor de la comprensión.(conmishijos, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el valor de la comprensión

PACIENCIA: “Una vez conocida o presentida una dificultad a superar o algún bien deseado que tarda en llegar, soporta las molestias presentes con serenidad”.  (Isaacs, 2003)

 

La paciencia es uno de los aprendizajes que más cuesta enseñar a los hijos, y es que además de ser impacientes por naturaleza y querer algo de forma inmediata, los niños no entienden el concepto del tiempo. Para ellos cinco minutos, una hora o un rato, es un concepto abstracto que no alcanzan a comprender, por ello insisten una y otra vez hasta que consiguen aquello que están reclamando.

 

El grado de madurez del niño es importante a la hora de lograr que sean pacientes. A un niño en la etapa de educación infantil, con un alto nivel de egoísmo y la necesidad de que toda la atención se centre en él, le costará más. En cualquier caso, es importante desde las primeras etapas y con cariño enseñar el valor de la paciencia a los niños:

 

1. El ejemplo de los padres es fundamental. Si perdemos los nervios ante un pequeño atasco, expresamos lo mucho que nos molesta esperar la fila en un comercio o interrumpimos a los demás cuando hablan, no podremos esperar que nuestros hijos se comporten con paciencia en situaciones del día a día.

 

2. Cuando el niño nos interrumpe mientras hablamos o espera que paremos cualquier actividad para atenderle, debemos mantener la calma y una vez hemos terminado lo que hacemos, dialogar con él para que entienda por qué y en qué situaciones ha de esperar. Si en este momento, le gritamos o regañamos y después no intentamos aclarar por qué ha de ser paciente, su conducta difícilmente podrá cambiar.

 

3. Para enseñarle a ser paciente podemos comenzar por esperar durante un instante antes de resolver un problema, siempre que no sea una urgencia, para que entienda que no acudiremos corriendo cada vez que llame.

 

4. Si queremos que el niño espere, es más beneficioso utilizar ejemplos concretos y no abstractos. Es decir, evita decir 'dentro de cinco minutos' y utiliza 'cuando recojas los juguetes' o 'cuando terminemos de cenar' para que pueda comprender el tiempo que habrá que esperar.(Caraballo, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el valor de la comprensión

Es de suponer que en todo grupo humano se presenten conflictos, estos problemas se pueden sobrellevar con una buena formación de la comprensión, la paciencia, entre otras virtudes. Debemos saber dimensionar las dificultades que afectan lo convivencia: diferencias por sexo, nivel social, desempeño educativo, intereses; se deberán superar encausándolos las energías hacia un punto en que cada uno conviva con los demás de forma sana y armoniosa.

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Fábula: El león y el ratón.  (guiainfantil.com, s.f.)

Tomando de base las definiciones dadas sobre las virtudes de la comprensión y la paciencia, así como algunas experiencias personales, hacer el análisis de estas virtudes.

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

En grupo, lluvia de ideas o de manera individual reflexionar sobre:

¿Todos somos iguales?

¿El considerado débil, pequeño, inferior es importante para nosotros?

¿Por qué es importante la comprensión para la convivencia?

¿Por qué debemos ser pacientes?

¿Cómo se puede vivir de forma armoniosa en casa, la escuela y la comunidad?

COMPROMISO
  • Hacer el mayor esfuerzo por comprender a mis compañeros ante situaciones en las que no estamos de acuerdo.

  • Dar a mis padres, abuelos, hermanos y miembros de mi familia, así como a mis maestros, lo que les corresponde: respeto, agradecimiento, tolerancia, sus bienes, etc.

HABILIDADES SOCIALES
  • Identificar situaciones problemáticas que afectan una buena convivencia y proponer soluciones.

  • Pedir las cosas por favor y amablemente.

  • Saludar a todos con respeto y consideración.

  • Respetar a sus compañeros.

EVALUACIÓN

Observar y ponderar la conducta de los estudiantes para con sus semejantes.

  • Busca la armonía con los compañeros.

  • No busca discutir en asuntos sin relevancia.

  • Es amigo de los demás.

  • Colabora a que los compañeritos se comporten adecuadamente, etc.

ANEXO

Fabula: El león y el ratón

Propósito: Comprender el valor de los demás.

Después de un largo día de caza, un león se echó a descansar debajo de un árbol. Cuando se estaba quedando dormido, unos ratones se atrevieron a salir de su madriguera y se pusieron a jugar a su alrededor. De pronto, el más travieso tuvo la ocurrencia de esconderse entre la melena del león, con tan mala suerte que lo despertó. Muy malhumorado por ver su siesta interrumpida, el león atrapó al ratón entre sus garras y dijo dando un rugido:

¿Cómo te atreves a perturbar mi sueño, insignificante ratón? ¡Voy a comerte para que aprendáis la lección-

El ratón, que estaba tan asustado que no podía moverse, le dijo temblando:

 Por favor no me mates, león. Yo no quería molestarte. Si me dejas te estaré eternamente agradecido. Déjame marchar, porque puede que algún día me necesites –

- ¡Ja, ja, ja! – se rio el león mirándole - Un ser tan diminuto como tú, ¿de qué forma va a ayudarme? ¡No me hagas reír!

Pero el ratón insistió una y otra vez, hasta que el león, conmovido por su tamaño y su valentía, le dejó marchar.

Unos días después, mientras el ratón paseaba por el bosque, oyó unos terribles rugidos que hacían temblar las hojas de los árboles.

Rápidamente corrió hacia lugar de donde provenía el sonido, y se encontró allí al león, que había quedado atrapado en una robusta red. El ratón, decidido a pagar su deuda, le dijo:

- No te preocupes, yo te salvaré.

Y el león, sin pensarlo le contestó:

- Pero cómo, si eres tan pequeño para tanto esfuerzo.

El ratón empezó entonces a roer la cuerda de la red donde estaba atrapado el león, y el león pudo salvarse. El ratón le dijo:

- Días atrás, te burlaste de mí pensando que nada podría hacer por ti en agradecimiento. Ahora es bueno que sepas que los pequeños ratones somos agradecidos y cumplidos.

El león no tuvo palabras para agradecer al pequeño ratón. Desde este día, los dos fueron amigos para siempre.

MORALEJA:

- Ningún acto de bondad queda sin recompensa.

- No conviene desdeñar la amistad de los humildes.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES