UNIDAD

 

2

 

CONTENIDO

 

1

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Mi historia personal y la de los demás.

 2.1 Describe y reconoce características personales, emociones básicas de sí mismo y de los demás para valorarse y para valorar a otros.

VALORES A TRABAJAR

Características personales (Personalidad) y Amistad.

Otro valor sugerido a trabajar es la Laboriosidad.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

PERSONALIDAD: “La personalidad se define como un patrón de comportamiento, pensamiento y emoción relativamente estable en el tiempo y a través de las diferentes situaciones que vivimos. Dicho patrón explica cómo percibimos la realidad, los juicios que nos hacemos de ella o la manera con el que interactuamos con el medio, siendo en parte heredada y en parte adquirida y posteriormente moldeada mediante la experiencia vital”. (Mimenza, O. s.f.)

La personalidad es una entidad única y específica de cada persona que nos define y nos caracteriza. La personalidad de los niños tiene unas bases genéticas, una predisposición temperamental, pero éstas se van moldeando a medida que las diferentes experiencias, interpretaciones y emociones asociadas permiten la construcción de la propia identidad y el desarrollo de la personalidad. Por estos motivos, es fundamental prestar atención al proceso que propicia el desarrollo de la personalidad. (hacer familia, s.f.)

Por estos motivos, es fundamental prestar atención al proceso que propicia el desarrollo de la personalidad de los niños y fomentar la construcción de una personalidad madura.

Permitir el desarrollo de una personalidad madura contribuye a su bienestar y a su felicidad. Una persona con personalidad madura, tendrá una sana autoestima, será capaz de tomar sus propias decisiones y no se dejará influenciar por los demás. El desarrollo de la personalidad tiene como puntos clave la infancia y la adolescencia. Son dos etapas cruciales donde se asientan las bases de la misma.

La personalidad se va configurando desde el nacimiento, enmarcada en un proceso continuo y permanente de búsqueda y definición de la propia identidad que tiene como resultado la definición de un yo único. La personalidad es nuestra forma más íntima de ser, sentir y pensar, engloba estas tres facetas.

El desarrollo de la personalidad de los niños comienza a forjarse en torno a los dos años, cuando el niño toma conciencia de sí mismo como entidad diferente a todas las demás realidades que le rodean. Para el desarrollo de esta identidad, el niño engloba diferentes informaciones:

1. La imagen de él mismo que tienen los demás. Los otros le sirven de espejo al niño. Empieza a definirse basándose en las definiciones de los demás.

2. Las ideas que tiene el niño sobre sí mismo.

3. Las interpretaciones de las opiniones de los demás y de las propias y la mezcla de ambas.

4. Las diferentes experiencias que le aportan información sobre su persona. (Si la gente me trata bien es que soy digno de cariño, si no lo hacen es que no lo soy. Si acierto una pregunta es que soy listo, si no lo hago soy torpe, etc.).

5. Los sentimientos que acompañan a todas estas opiniones propias y ajenas. (hacer familia, s.f.)

El desarrollo de nuestra voluntad depende en un 23% de la influencia genética y en un 77% de la influencia del aprendizaje. El desarrollo intelectual depende en un 45% de factores genéticos y en un 55% de la instrucción. (Corominas, 2006).

 

Video sugerido para reforzar el valor de la personalidad

AMISTAD: “Llega a tener con algunas personas, que ya conoce previamente por intereses comunes de tipo profesional o de tiempo libre, diversos contactos periódicos personales a causa de una simpatía mutua, interesándose, ambos, por la persona del otro y su mejora”. (ISAACS, 2003)

 

La amistad es uno de los valores más importantes a desarrollar en la educación de los niños. Se trata del afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece mediante las interrelaciones entre los seres humanos.(guiainfantil.com, s.f.)

 

Para que el niño aprenda sobre el valor de la amistad es necesario formarle con nociones, conocimientos, habilidades, emociones, vivencias, sentimientos, y que le preparemos para vivir con armonía y respeto.

 

Los niños deben saber quién es un buen amigo y por qué, cómo se comportan los buenos amigos, y cómo mantener una buena amistad. Deben aprender que un buen amigo puede ser para siempre, y que para eso es necesario cultivar y alimentar la amistad, día tras día, en la escuela, en el parque, en la vecindad, etc. El contacto con los iguales hace con que el universo del niño sea aún más grandioso y rico. A través del otro, él puede aprender mucho de todo y de sí mismo.(guiainfantil.com, s.f.)

 

El niño puede aprender a ser amigo

- Busca la conciliación y no se pelea con sus compañeros

- Comparte sus juguetes con los demás niños

- Conversa y atiende a los demás

- Ayuda a un compañero que ha hecho algo malo explicándole lo incorrecto de su actuación

- Se preocupa por sus compañeros

- Se esfuerza por hacer algo útil en beneficio de los amigos

- Anima al compañero o amigo que esté triste

- Se alegra con los logros positivos de los demás

- Invita a sus amigos a jugar en su casa

- Se preocupa por algún amigo herido o enfermo

- Demuestra afecto y cariño a sus amigos(guiainfantil.com, s.f.)

 

El conocerse a sí mismo es importante, nos ayuda a saber cuáles son nuestras características personales, pero también es importante conocer cómo son las demás personas, comenzando con nuestros familiares y con nuestros amigos. Esto nos ayudará a valorarnos y valorar a los demás.

 

Video sugerio para reforzar el tema de la amistad

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

En forma individual, cada alumno escribirá en su cuaderno una descripción de cómo es él.

Físicamente: estatura, color de cabello, etc.

Intelectualmente, que materia le cuesta menos.

Emocionalmente, es alegre, que le gusta jugar, etc.

VALORACIÓN / REFLEXIÓN
COMPROMISO
  • Hacer el mayor esfuerzo por trabajar con los compañeros con los cuales no son muy afines.

  • Ver en los demás, personas de igual dignidad.

HABILIDADES SOCIALES
  • No llama a los demás por sobrenombres.

  • Reconoce las diferencias personales de sus compañeros y los respeta.

  • Reconoce sus diferencias personales y se estima a sí mismo.

EVALUACIÓN

El maestro observará y ponderará la conducta de los alumnos para con sus semejantes.

Respeta a los demás sin importar sus diferencias.

No da sobrenombres a sus compañeros.

Colabora con los compañeros.

Anima a los compañeros a sobrellevar sus diferencias personales.

ANEXO

Cuento: Todos somos diferentes

Propósito: Comprender y valorar los diferentes personales de los demás

Cuenta una historia que varios animales decidieron abrir una escuela en el bosque. Se reunieron y empezaron a elegir las disciplinas que serían impartidas durante el curso. El pájaro insistió en que la escuela tuviera un curso de vuelo.

El pez, que la natación fuera también incluida en el currículo. La ardilla creía que la enseñanza de subir en perpendicular en los árboles era fundamental. El conejo quería, de todas formas, que la carrera fuera también incluida en el programa de disciplinas de la escuela.

Y así siguieron los demás animales, sin saber que cometían un gran error. Todas las sugerencias fueron consideradas y aprobadas. Era obligatorio que todos los animales practicasen todas las disciplinas.

Al día siguiente, empezaron a poner en práctica el programa de estudios. Al principio, el conejo salió magníficamente en la carrera; nadie corría con tanta velocidad como él.

Sin embargo, las dificultades y los problemas empezaron cuando el conejo se puso a aprender a volar. Lo pusieron en una rama de un árbol, y le ordenaron que saltara y volara.

El conejo saltó desde arriba, y el golpe fue tan grande que se rompió las dos piernas. No aprendió a volar y, además, no pudo seguir corriendo como antes.

Al pájaro, que volaba y volaba como nadie, le obligaron a excavar agujeros como a un topo, pero claro, no lo consiguió.

Por el inmenso esfuerzo que tuvo que hacer, acabó rompiendo su pico y sus alas, quedando muchos días sin poder volar. Todo por intentar hacer lo mismo que un topo.

La misma situación fue vivida por un pez, una ardilla y un perro que no pudieron volar, saliendo todos heridos. Al final, la escuela tuvo que cerrar sus puertas.

¿Y saben por qué? Porque los animales llegaron a la conclusión de que todos somos diferentes. Cada uno tiene sus virtudes y también sus debilidades.

Un gato jamás ladrará como un perro, o nadará como un pez. No podemos obligar a que los demás sean, piensen, y hagan algunas cosas como nosotros. Lo que vamos conseguir con eso es que ellos sufran por no conseguir hacer algo de igual manera que nosotros, y por no hacer lo que realmente les gusta.

Debemos respetar las opiniones de los demás, así como sus capacidades y limitaciones. Si alguien es distinto a nosotros, no quiere decir que él sea mejor ni peor que nosotros. Es apenas alguien diferente a quien debemos respetar.

En grupo, lluvia de ideas o de manera individual reflexionar sobre:

¿Cómo soy?

¿Cómo son los demás, somos iguales o diferentes?

¿Respetar a los demás, sin importar que tan diferente son?

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES