UNIDAD

 

2

CONTENIDO

1

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

¿Quién soy y cómo he llegado a ser lo que soy? (desarrollo físico, cognitivo y afectivo).

2.1 Plantea acciones para neutralizar las diferentes transgresiones a los derechos de las personas adultas mayores y personas con discapacidad.

VALORES A TRABAJAR

Autoestima, optimismo, autoconocimiento y afectividad.

Otros aspectos: Definición de persona

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

AUTOESTIMA: “es un sensato y equilibrado afecto por uno mismo, que no tiene por qué conducir al egoísmo ni a la vanidad”. (Pastrana A. A., s.f.)

 

Autoestima es la valoración positiva o negativa que una persona hace de sí misma en función de los pensamientos, sentimientos y experiencias acerca de sí mismo. Está relacionada con la autoimagen, que es el concepto que se tiene de uno propio, y con la auto aceptación, que se trata del reconocimiento propio de las cualidades y los defectos. La forma en que una persona se valora está influida en muchas ocasiones por agentes externos y puede cambiar a lo largo del tiempo.

 

Se puede ganar autoestima como perder autoestima por situaciones amorosas, familiares, de trabajo; por agentes externos o por una propia autocrítica positiva o negativa. (Pastrana A. A., s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el concepto de autoestima.

OPTIMISMO: supone ser realista y conscientemente buscar lo positivo antes de centrarse en las dificultades, o ver lo que pueden ofrecer las dificultades en sí. (Olivero, s.f.)

 

El optimismo se caracteriza por una tendencia a confiar en que el futuro sea favorable, por lo que contribuye a afrontar las dificultades con buen ánimo y perseverancia. Una persona optimista logra identificar y valorar lo positivo de cada circunstancia.

 

Es muy frecuente que al mencionar la palabra optimismo aparezca rápidamente su opuesta: pesimismo. En este caso, la diferencia es clara entre ambos términos. Así, mientras que ante cualquier situación la persona optimista intenta encontrar soluciones, posibilidades o ventajas, quien es pesimista lo que hace es desanimarse, ser todo como un cúmulo de desventajas y perjuicios, así como de inconvenientes.

 

Video sugerido para reforzar el concepto de optimismo.

AUTOCONOCIMIENTO: se designa al conocimiento que tenemos de nosotros mismos, es decir, al conjunto de cosas que sabemos acerca de quiénes somos. (Significados, s.f.)

 

Autoconocimiento es un proceso mediante el cual una persona consigue tener noción de su yo y de las características propias y sus cualidades. Implica quererse uno mismo, más allá de las virtudes y defectos.

 

El autoconocimiento es entender nuestros sentimientos, nuestras competencias, cuáles son nuestros valores y creencias, qué aptitudes y actitudes tenemos, incluye detectar cuáles son las conductas que nos dificultan ser felices, es decir, cuáles son nuestras conductas equivocadas. (Significados, s.f.)

                                                                          

Video sugerido para reforzar el concepto de autoconocimiento.

AFECTIVIDAD: capacidad de reacción que presente una persona ante los estímulos que provengan del medio interno o externo y cuyas principales manifestaciones serán los sentimientos y las emociones. (Ucha F. , 2010)

 

Afectividad hace referencia a aquellas muestras de amor que le brindamos a otras personas y también a otras especies como las mascotas, les expresamos emociones positivas.

 

La afectividad es imposible pensarla de forma consciente, no podemos decidir mentalmente sobre ella, va surgiendo de manera espontánea y natural a lo largo de nuestra vida.

 

El afecto se siente por alguien, es porque también de parte de esa otra persona, recibe el mismo afecto. (Ucha F. , 2010)

 

Video sugerido para el concepto de afectividad.

DEFINICIÓN DE PERSONA: la persona ha sido creada por Dios, tiene notas que la definen, por ejemplo: la intimidad, tiene un dentro que solo ella conoce; sus pensamientos, es capaz de introducirse a lo interior de su alma, tiene la capacidad de dar, es efusiva saca de sí para regalar y tiene la capacidad de aceptar cosas materiales e inmateriales como una sonrisa, un saludo, afecto. Tiene capacidad de diálogo, se manifiesta. (Stork & Echevarría, 2003)

 

El hombre tiene dos características diversas: es un ser material (su cuerpo) y un ser espiritual abierto a la trascendencia, es decir a una verdad profunda a causa de su inteligencia, debido a eso debe dejar huella y tratar que esa huella sea buena.

 

El ser humano es único e irrepetible, nadie puede ocupar su lugar ni hacer las cosas de forma idéntica a ella. En ningún momento puede ser instrumentalizada bajo ninguna circunstancia, tiene un valor único, que llamamos dignidad.

 

¿Quién soy yo? Es una de esas preguntas que no sabemos responder, pueden llegar a convertirse en un obstáculo a la hora de ser felices. Saber quién es uno mismo y hacia dónde queremos ir es una de las bases para encontrar bienestar en el diario vivir.

 

Pero no poder dar una respuesta inmediatamente no significa que todo esté perdido, en ocasiones haceros ésta pregunta es necesario y es un indicador de si estamos en el camino correcto. Lo importante es comprobar, desde nuestra interioridad, hasta qué punto podemos llegar a reconocer una serie de ideas e imágenes que identificamos con nosotros mismos.

 

Cuando damos una respuesta, nos volvemos a reenganchar al ritmo de los acontecimientos que suceden en nuestra vida, consiguiendo ser, esta vez, mucho más conscientes de lo que nos rodea y más realistas en nuestros pensamientos, volvemos a ser dueños de nuestra vida.

 

Soy una persona única e irrepetible, que confía en sí mismo y se quiere a sí misma, puedo basarme en mi auto confianza para realizar todo lo que me propongo y tengo la seguridad de que por mi forma de ser lo puedo conseguir, pensando siempre en positivo, superando todas las barreras y no dejarme vencer por alguna adversidad que se presente en el camino.

 

Teniendo un conocimiento de mí mismo, sabiendo que las personas son diferentes a mí, hace que los valores y acepte como son, su pensamiento y puedo lograr extraer todo lo positivo de ella. Debo aprender a amoldar mi comportamiento hacia los demás, acercarme a ellos y así poderlos comprender más fácilmente.

 

Debo respetarlos, sin pretender hacerlos a mi modo, así alcanzaré su aceptación y no me desgastaré buscando aprobaciones vanas. Debo aprender que la felicidad de los demás me afecta directamente al crearme un entorno positivo y así yo también seré feliz.

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Leer y comentar el cuento: LA ROSA BLANCA.  (Ver anexo)

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Tengo claro quién soy?

¿Cuido mi imagen física?

¿Cambiarías algo de su aspecto físico que no te gusta?

¿Te preocupa mucho la impresión que causas sobre los demás?

COMPROMISO
  • Me esforzaré por valorar las cualidades que tengo y ponerlas al servicio de los demás.

  • Trataré de mejorar aspectos negativos o que no siento que sea bueno tenerlos.

HABILIDADES SOCIALES
  • Ser optimista

  • Mostrar mi afectividad a los demás en el salón de clase.

EVALUACIÓN

Que los alumnos presenten un escrito sobre las cualidades que tiene y los aspectos que les gustaría cambiar para ser mejor persona.

ANEXO

 

Cuento: LA ROSA BLANCA.

Propósito: que los estudiantes descubran la importancia de conocerse uno mismo.

En un jardín de matorrales, entre hierbas y maleza, apareció como salida de la nada una rosa blanca. Era blanca como la nieve, sus pétalos parecían de terciopelo y el rocío de la mañana brillaba sobre sus hojas como cristales resplandecientes. Ella no podía verse, por eso no sabía lo bonita que era. Por ello pasó los pocos días que fue flor hasta que empezó a marchitarse sin saber que a su alrededor todos estaban pendientes de ella y de su perfección: su perfume, la suavidad de sus pétalos, su armonía. No se daba cuenta de que todo el que la veía tenia elogios hacia ella. Las malas hierbas que la envolvían estaban fascinadas con su belleza y vivían hechizadas por su aroma y elegancia.

Un día de mucho sol y calor, una muchacha paseaba por el jardín pensando cuántas cosas bonitas nos regala la madre tierra, cuando de pronto vio una rosa blanca en una parte olvidada del jardín, que empezaba a marchitarse.

–Hace días que no llueve, pensó – si se queda aquí mañana ya estará marchita. La llevaré a casa y la pondré en aquel jarrón tan bonito que me regalaron.

Y así lo hizo. Con todo su amor puso la rosa marchita en agua, en un lindo jarrón de cristal de colores, y lo acercó a la ventana.

La dejaré aquí, pensó –porque así le llegará la luz del sol. Lo que la joven no sabía es que su reflejo en la ventana mostraba a la rosa un retrato de ella misma que jamás había llegado a conocer.

¿Esta soy yo? Pensó. Poco a poco sus hojas inclinadas hacia el suelo se fueron enderezando y miraban de nuevo hacia el sol y así, lentamente, fue recuperando su estilizada silueta. Cuando ya estuvo totalmente restablecida, vio, mirándose al cristal, que era una hermosa flor, y pensó: ¡¡Vaya!!Hasta ahora no me he dado cuenta de quién era, ¿cómo he podido estar tan ciega?

La rosa descubrió que había pasado sus días sin apreciar su belleza. Sin mirarse bien a sí misma para saber quién era en realidad. Si quieres saber quién eres de verdad, olvida lo que ves a tu alrededor y mira siempre en tu corazón.  (cuentosparadormir.com, s.f.)

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES