UNIDAD

 

2

 

CONTENIDO

 

1

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Mi vida personal y social

2.1  Practica actitudes y hábitos positivos que contribuyan a actuar con responsabilidad y seguridad en sí mismo.

VALORES A TRABAJAR

Responsabilidad, fortaleza, autoestima y cultivo de la voluntad. Otros valores que se pueden trabajar son: compañerismo, amistad, pudor, solidaridad y patriotismo.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

RESPONSABILIDAD: Asume las consecuencias de sus actos intencionados, resultado de las decisiones que tome o acepte; y también de sus actos no intencionados, de tal modo que los demás queden beneficiados lo más posible o, por lo menos, no perjudicados; preocupándose a la vez de que las otras personas en quienes pueda influir hagan lo mismo. (Olivero, La responsabilidad y el respeto, s.f.)

 

Dicho en otras palabras, es el cargo u obligación moral que resulta para uno del posible error en cosa o asunto determinado. Supone el asumir las consecuencias de nuestros propios actos. Ser responsable implica tener que rendir cuentas, no solo aguantar las consecuencias de la propia actuación. (Olivero, La responsabilidad y el respeto, s.f.)

 

Responsable es el que cumple con su obligación sin presiones inmediatas. Responsable es un hombre libre que sabe usar su capacidad de elegir; no es responsabilidad la del que cumple su deber, obligado por alguien con autoridad. El responsable es consciente y está convencido; más aún, cumple movido por un noble sentimiento de interés por sí mismo o por su prójimo. (Román, La Responsabilidad, s.f.)


Cumplir obligado causa fatiga, fastidio y abandono de la labor tan pronto como cesa la vigilancia del que obliga. Cumplir responsablemente, causa satisfacción y plenitud y va ligado con la perseverancia necesaria hasta ver la labor cumplida. (Román, La Responsabilidad, s.f.)

La responsabilidad es un hábito que se forma no sólo por la repetición mecánica de acciones, sino por el crecimiento en la toma de conciencia del propio bienestar y de la felicidad de los seres amados. (Román, La Responsabilidad, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el concepto de la responsabilidad.

FORTALEZA: Es una virtud que permite al individuo enfrentar, soportar y vencer los obstáculos que van en contra del bien y de su parte espiritual. Como tal, la fortaleza es una fuerza física y moral que permite al individuo ser fuerte, perseverante y vencer el temor que siente en determinadas situaciones.  (Significados, s.f.)

 

“La fortaleza exige que cada persona de lo mejor de sí para logra sus cometidos personales, familiares y sociales”. (Amorós, La Fortaleza, 2012)

 

El estudiante debe hacer uso correcto y constante de sus cualidades ante las oportunidades que se le presente para lograr los mejores resultados, los cuales constituirán su premio personal y le retribuirá en el tiempo, tanto en el campo material como en las satisfacciones personales y familiares. (Amorós, La Fortaleza, 2012)

 

Cuando cada uno de los miembros de la familia realizan su mejor esfuerzo y ponen de sí lo mejor, hasta el sacrificio personal, toda la familia se ve beneficiada en el corto, mediano y el largo plazo, y ésta constituye un modelo de éxito y ejemplo para los demás. (Amorós, La Fortaleza, 2012)

 

Cuando cada persona que constituye una familia se sacrifica y hace las cosas que se le encomienda haciendo su mejor esfuerzo, este da sus frutos a nivel social y con ello podemos llegar a tener una sociedad más justa y equitativa.  Siempre demos lo mejor de nosotros. (Amorós, La Fortaleza, 2012)

 

El Catecismo de la Iglesia Católica define a la fortaleza como la virtud moral que asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien (CIC 1808; Royo Marín, 462 y ss). Por ejemplo, opera en la resistencia a las tentaciones, ayudando a vencerlas. La más excelsa de las capacidades que otorga la fortaleza es la de vencer el temor a las pruebas, las persecuciones e incluso la propia muerte, por defender una causa buena y justa. (Amorós, La Fortaleza, 2012)

La fortaleza exige necesariamente la superación de los miedos y ansiedades propias. Por ello es tan importante para la formación de una personalidad equilibrada y generosa. Por ello es tan impopular en una cultura que propugna la comodidad y la auto justificación de todas las faltas. La fortaleza impulsa una exigencia perfeccionista hacia uno mismo (“Sed perfectos, como vuestro Padre del Cielo es perfecto”. Mt 5, 48), y la enseña (que no impone) a los demás, no sólo en la predicación, sino también en la obra: cuando la virtud se practica hacia el prójimo, se le invita a desarrollarla también en su vida. La moderación que ejercen las virtudes de la paciencia y la caridad impiden que la fortaleza caiga en el defecto de la dureza.  (Amorós, La Fortaleza, 2012)

Nuestra sociedad actual se ha vuelto débil, y por ello prospera la mezquindad, el egoísmo, la complacencia, los miedos, los rencores, los agravios y la búsqueda de la sensualidad como evasión ante las dificultades propias de la existencia. Por contra, una sociedad educada en la virtud de la fortaleza, afronta con ánimo las pruebas inherentes que, de modo natural y sobrenatural, han de acompañar a la vida terrena. Asimismo, está mejor dispuesta para superar dificultades, practicar la magnanimidad y comprometerse para emprender proyectos realmente grandes como pueblo. (Amorós, La Fortaleza, 2012)

Videos sugeridos para reforzar el concepto de fortaleza

AUTOESTIMA: “Es un sensato y equilibrado afecto por uno mismo, que no tiene por qué conducir al egoísmo ni a la vanidad”. (Pastrana, s.f.)

La falta de autoestima, además, suele conducir a un círculo vicioso de actitudes mentales negativas. Puede comenzar pensando, por ejemplo, que no será capaz de alcanzar una meta que se ha propuesto, porque tiene la impresión de que rara vez logra lo que se propone. Se encamina hacia ella con talante gris y mortecino, tarde y sin entusiasmo, con más miedo al fracaso que afán de lograr el éxito. Si luego las cosas no salen -y no suelen salir cuando se acometen así-, la experiencia, una vez más, vuelve a reforzar el juicio negativo anterior: de nuevo se ha demostrado que no valgo, que he fallado y que seguiré igual en el futuro. (Pastrana, s.f.)

Un correcto sentido de autoestima debe estar presente en todo proceso educativo, tanto familiar como escolar, y resulta fundamental para la propia maduración psicológica y para formar el carácter. Cuando la persona aprende a respetarse a sí misma, y a no compararse dañosa e inútilmente con los demás, tiene entonces mayor facilidad para tomar conciencia de su propia singularidad y dignidad. Es decisivo comprender que cada ser humano posee unas virtualidades propias que sólo él mismo -con la ayuda que sea necesaria- puede llegar a hacer rendir, proponiéndose proyectos y metas a las que se siente llamado y que llenarán de contenido su existencia.  (Pastrana, s.f.)

Video sugerido para reforzar el concepto de auto estima.

VOLUNTAD: “La voluntad -como valor- consiste en hacer lo que tenemos que hacer, lo que debemos hacer, sin dejarnos vencer por las dificultades”. (Román, La Voluntad, s.f.)

 

La persona debe aplicarse en la formación de una voluntad fuerte, dócil a la inteligencia, eficaz y constante en querer el bien, tenaz frente a las dificultades, y capaz de gobernar y encauzar con suavidad y firmeza todas las dimensiones de la persona. (Griese, s.f.)

La voluntad es pieza clave del edificio de la personalidad. Desde el punto de vista natural, el valor de un hombre depende, en gran parte, del grado en que logra forjar su voluntad. Sólo en ésa podrá imprimir un rumbo determinado a su vida, guiando y dominando todo su ser. Dicho de otro modo, será libre en la medida en que sea señor de sí mismo, en la medida en que guíe, encauce y domine sus pasiones, sentimientos e instintos, y actúe, por encima de las circunstancias externas, de acuerdo con los criterios que le presenta la razón iluminada por la fe. (Griese, s.f.)


Considerada así, la formación de la voluntad es de la máxima importancia. Los beneficios de la gracia, las demás cualidades humanas... todo queda gravemente comprometido si falta el sostén de la voluntad. Por tanto, la persona debe aplicarse en la formación de una voluntad fuerte, dócil a la inteligencia, eficaz y constante en querer el bien, tenaz frente a las dificultades, y capaz de gobernar y encauzar con suavidad y firmeza todas las dimensiones de la persona. (Griese, s.f.)

 

 El hombre, el ser humano, se distingue de los animales porque ha logrado sobreponer a los instintos estas dos facultades de entender y querer. Sobreviven en nosotros todavía los instintos más elementales que nos protegen incluso de nosotros mismos, como el de la preservación de la especie, el de conservación de la vida, el instinto paternal y maternal para proteger a la prole y otros que nos ayudan a sobrevivir. (Griese, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el concepto de voluntad.

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Lectura: Encuentra lo que está en ti. (Ver anexo)

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Cómo puedo ser siempre responsable

¿Cómo puedo cultivar mi autoestima y la de los demás?

¿Cómo puedo desarrollar mi fortaleza?

COMPROMISO
  • Tratar a todos con el respeto que merecen

  • Respetar a padres, maestros, personas mayores y compañeros

  • Cumplir con los compromisos asumidos.

  • Presentar tareas en el tiempo estipulado.

  • Asumir las consecuencias sean buenas o malas de los actos propios.

HABILIDADES SOCIALES
  • Dar gracias

  • Pedir las cosas por favor

  • Saludar a todos

  • Respetar las cosas de los demás

  • Ser puntual

EVALUACIÓN
  • Observar y ponderar las actitudes, reacciones y opiniones de los alumnos.

ANEXO

 

Lectura: “Encuentra lo que está en ti”.

 

Propósito: que los estudiantes reflexionen sobre su grandeza personal.

Una historieta popular del Cercano Oriente cuenta que un joven llegó al borde de un oasis contiguo a un pueblo y acercándose a un anciano le preguntó:

¿Qué clase de personas vive en este lugar?,¿Qué clase de personas vive en el lugar de donde tú vienes?, preguntó a su vez el anciano.

Oh, un grupo de egoístas y malvados, replicó el joven, estoy encantado de haberme ido de allí.  A lo cual el anciano contestó: Lo mismo vas a encontrar aquí.

Ese mismo día otro joven se acercó a beber agua al oasis y viendo al anciano, preguntó, ¿Qué clase de personas vive en este lugar?  El viejo respondió con la misma pregunta: ¿Qué clase de personas vive en el lugar de donde tú vienes? Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlas dejado. Lo mismo encontrarás aquí, respondió el anciano.

Un hombre que había oído ambas conversaciones preguntó al viejo: ¿Cómo es posible dar dos respuestas diferentes a la misma pregunta? A lo cual el viejo respondió: Cada cual lleva en su corazón el medio ambiente donde vive. Aquél que no encontró nada nuevo en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí. Aquél que encontró amigos allá, podrá encontrar también amigos aquí, porque, a decir verdad, tu actitud mental es lo único en tu vida sobre lo cual puedes mantener control absoluto.

Siempre que tengas una actitud positiva hallarás la verdadera riqueza de la vida. Si miras dentro de ti sabrás que posees una gran fortaleza para entregar y para descubrir todas las cosas buenas en los demás. ¡Qué siempre encuentres un oasis de paz¡  (Desconocido, s.f.)

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES