UNIDAD

 

2

CONTENIDO

2

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Todos somos diferentes.

2.2  Expresa rechazo ante toda forma de exclusión o marginación por razón de género, raza, diversidad cultural y condición social.

VALORES A TRABAJAR

Igualdad, diversidad y caridad.

Valores sugeridos: comprensión y respeto.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

IGUALDAD: la declaración Universal de los derechos humanos un paso importante en el rescate de la dignidad e igualdad de las personas; Art.1.  “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros; Art.3 “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”; Art.7 “Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación”. (Fundación acción pro Derechos Humanos, s.f.)

La igualdad entre los hombres se deriva esencialmente de su dignidad personal y de los derechos que dimanan de ella:

Hay que superar y eliminar, como contraria al plan de Dios, toda [...] forma de discriminación en los derechos fundamentales de la persona, ya sea social o cultural, por motivos de sexo, raza, color, condición social, lengua o religión (CEC 1953). (Catecismo de la Iglesia Católica,, s.f.)

Los ciudadanos conscientes luchan todos los días para que no haya impunidad, corrupción e influye en nuestra sociedad.

 

Necesitamos planes efectivos y acciones honradas de desarrollo económico que incluyan la instrucción, la salud y la vivienda para las zonas más pobres de nuestra tierra. Nos falta una mayor participación en el gobierno. Nos falta igualdad en las oportunidades de crecimiento para hombres y mujeres. Urge extirpar la corrupción que ha impregnado nuestra cultura hasta el tuétano. Tenemos leyes y justa, pero nos falta cumplirlas.

 

No permitamos expresiones denigrantes como: vieja el último, pareces niña, mujer al volante, peligro constante.

 

Dejemos de sobrevalorar a las personas, incluso a las cosas, sólo porque son extranjeras. Al verse todos como personas, el hombre entendiendo que somos iguales. No se debe hacer ningún tipo de discriminación en el aula como en el hogar, cada uno sabe el rol que corresponde, y aún más por inteligencia y capacidad el hombre puede hacer cosas que a veces no cree poder hacerlas.  A los turistas los tratamos bien, hasta servilmente, porque nos traen dólares, pero, ¿cómo tratamos a los habitantes pobres de los países hermanos que pasan por nuestra tierra en busca de una vida mejor? (Cortázar, s.f.)

 

En realidad, somos iguales y diferentes simultáneamente y en lo mismo. Somos iguales por ser personas; por participar de la misma naturaleza; ambos tenemos cuerpo y espíritu. Y a la vez somos diferentes en cuanto al cuerpo, a la psicología y al modo de ver las cosas. (Cortázar, s.f.)

 

Video sugerido para la igualdad:

DIVERSIDAD: se refiere a la infinidad de cosas diferentes o diversas, abundancia de cosas distintas que conviven juntas. En cuanto a la sociedad se refiere a etnia, cultural, biológica, sexual entre las más usuales. (Que significado, s.f.)

 

En vez de respetarnos, tolerarnos, sobrellevarnos, valorarnos y apreciarnos como un enriquecimiento mutuo, convivir e incluso amarnos, nos condenamos unos a otros, nos excluimos, nos ofendemos, nos consideramos únicos poseedores de la verdad y cerramos las puertas del corazón a los otros. Pareciera que es normal el competir entre todos y destruirnos. Esto se vive a veces desde la misma familia, cuando los esposos no asumen como un valor las diferencias entre ellos y cuando los hijos compiten negativamente entre sí por sus normales diferencias.

 

El Papa Francisco destaca que todos somos diferentes y por tanto que no hay uno que sea igual que otro. En su opinión, las diferencias dan miedo a todos porque ir al encuentro de una persona que tiene una diferencia grave es un desafío. Pero la diferencia conlleva respeto y amor hacia los demás. (Avaro, s.f.)

 

Sin embargo, las diferencias son la riqueza: yo tengo una cosa, y tú otra, y así hacemos algo grande, dijo invitando a continuación a no tener miedo y a poner en común todo lo que uno posee, ya que enriquecerá al resto. Esto manda la complementariedad, de apoyarse unos con otros, de suplir en cierta medida las necesidades de los demás. (Avaro, s.f.)

 

“Se trata de hacer crecer una mentalidad y un estilo que quite los prejuicios, las exclusiones y marginaciones, favoreciendo una efectiva fraternidad en el respeto de la diversidad que hay que apreciar como un valor”, indicó el Papa. (Avaro, s.f.)

 

“Uno de los gestos más hermosos, ha señalado, es el de darse la mano porque “pongo en común lo que tengo contigo”, “te doy lo mío y tú lo tuyo”. (Avaro, s.f.)

 

Video sugerido para la diversidad

CARIDAD: “sentimiento o actitud que implica comprender a los demás, especialmente en relación al sufrimiento ajeno”. (Definición, s.f.)

 

El amor -caritas- es una fuerza extraordinaria, que mueve a las personas a comprometerse con valentía y generosidad en el campo de la justicia y de la paz. La caridad es la vía maestra de la doctrina social de la Iglesia. Todas las responsabilidades y compromisos trazados por esta doctrina provienen de la caridad que, según la enseñanza de Jesús, es la síntesis de toda la Ley (cf. Mt 22,36-40). Ella da verdadera sustancia a la relación personal con Dios y con el prójimo; no es sólo el principio de las micro-relaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también de las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas. (Benedicto XVI, 2009)

 

Con la caridad, cada hombre está llamado a ayudar a los necesitados, a observar las dificultades que se tienen en la sociedad. No se debe tener algún tipo de marginación o exclusión. Se debe trabajar por las personas que están excluidas sin oportunidades de desarrollo.

 

La verdad es luz que da sentido y valor a la caridad. Esta luz es simultáneamente la de la razón y la de la fe, por medio de la cual la inteligencia llega a la verdad natural y sobrenatural de la caridad, percibiendo su significado de entrega, acogida y comunión. Sin verdad, la caridad cae en mero sentimentalismo. El amor se convierte en un envoltorio vacío que se rellena arbitrariamente. Éste es el riesgo fatal del amor en una cultura sin verdad. Es presa fácil de las emociones y las opiniones contingentes de los sujetos, una palabra de la que se abusa y que se distorsiona, terminando por significar lo contrario. La verdad libera a la caridad de la estrechez de una emotividad que la priva de contenidos relacionales y sociales, así como de un fideísmo que mutila su horizonte humano y universal. (Benedicto XVI, 2009)

 

En ocasiones, se observan dentro de la misma escuela situaciones de marginación porque el estudiante no está a la altura de los demás, porque lleva el peor bolsón o los cuadernos más baratos. Falta hacer consciencia en los estudiantes sobre el valor que tiene la caridad para la persona; enseñar que no se trata de regalar lo que ya no se ocupa o sirve, sino de dar todo lo bueno, de dar sin compromiso, de una manera desprendida.

 

«Caritas in veritate» es el principio sobre el que gira la doctrina social de la Iglesia, un principio que adquiere forma operativa en criterios orientadores de la acción moral. Deseo volver a recordar particularmente dos de ellos, requeridos de manera especial por el compromiso para el desarrollo en una sociedad en vías de globalización: la justicia y el bien común. (Benedicto XVI, 2009)

 

Video sugerido para la caridad:

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Lectura: El vagabundo y la caridad (ver anexo).

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Cuál son las características para decir que todos somos iguales?

¿Valoro a las demás personas como son?

¿Por qué los gobiernos no siempre cuidan que se cumpla en sus países la Declaración Universal de los Derechos Humanos?

¿Qué es la diversidad?

¿Qué significa caridad?

¿Soy capaz de promover la caridad con todas las personas?

COMPROMISO
  • Respetar al necesitado y ayudarlo.

  • Orientar a las personas a través de mis deberes a escoger un mejor camino.

  • Enseñar con el ejemplo para poder aceptar a todos tal y como son.

  • Promover los valores en la escuela, familia y sociedad.

  • Involucrarme en tareas en la que pueda ayudar a personas necesitadas.

HABILIDADES SOCIALES
  • Ser participativo.

  • Ser colaborativo.

  • Tomar la iniciativa.

  • Emprender objetivos en conjunto.

EVALUACIÓN

Formar grupos de trabajo analizar los valores de igualdad, diversidad y caridad, y pedirles un reporte para ponderar el trabajo de los estudiantes.

ANEXO

Lectura: “El vagabundo y la caridad” – ConcurSlow Microrrelatos

Propósito: Que los estudiantes comprendan la importancia de interesarse por situaciones de marginación y exclusión en la sociedad, escuela y hogar.

Vuelvo caminando hacia mi hogar. En el suelo, dormido y borracho, con su cabeza apoyada en un escalón, a modo de almohada, me encuentro un vagabundo, inclino mi cabeza y la ladeo varias veces.

Recuerdo las charlas que me dieron durante toda mi vida sobre la caridad. Y continúo caminando. Me paro. Pienso “no sé qué”, y regreso a la escena. Vuelvo a mirar y remirar a aquella persona. Acuden a mi mente recuerdos sobre la caridad, pero yo niego y reniego de esa virtud.

    No me gusta la caridad.

    No puedo dar caridad

    No sé cómo se hace

    Nadie me enseñó …

Me acerqué lentamente a aquel vagabundo y me incliné a mirarlo de nuevo.  Lo estuve mirando largo rato y aunque me dio pena, no sentí necesidad de darle caridad, no sentí necesidad de ayudarlo. No sabía cómo hacerlo. Repito: Nadie me enseñó la caridad. Nunca. Que odiosa palabra en mi mente.

Había bebido un poco, pero aun así recordé mis tiempos de escuela.  Caridad… ¡Que virtud tan terrible...! Volví a mirar a aquel vagabundo, desdichado, abandonado, solo. Y estuve mirándolo largo rato, pero la Caridad no acudió a nosotros… Me fui de allí. “No puedo hacer nada” -pensé- “No puedo darle Caridad” caminé unos metros, y noté varios pequeños golpes en mi cabeza…

    ¡toc!     ¡toc!    ¡toc!

    ¡Vaya! Comenzaba a llover …

Una situación mala para aquel vagabundo tirado en medio de la calle. Esperé un rato, y la Caridad no apareció. Me quedé meditando un rato, y recordé algo. Recordé porque la Caridad nunca me había gustado. Recordé que la caridad implica ser superior al que se ayuda. Recordé que la caridad consiste en dar lo que te sobra… Recordé, recordé y recordé… Y me acordé de que lo que de verdad sirve en el día a día es la Compasión y la Empatía…

Mientras que ser caritativo implica ser superior al otro, muchas veces para limpiarnos la conciencia, la Compasión es dar sin tener, y la Empatía es ponerse en el lugar de los demás. Eso me gustó… Y volví… (llovía más fuerte) y con mis pocas fuerzas levanté a aquel pobre vagabundo y (casi) lo arrastré hasta los bajos del puente que es mi hogar hoy en día. Lo tumbé en el lugar más seco y resguardado, dejé a su lado la mitad de mi último trozo de pan. Y lo cubrí con la única manta limpia que me quedaba …

Escrito por Marcos Corujo  (Corujo, 2012)

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES