UNIDAD

 

2

 

CONTENIDO

 

3

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Mis necesidades y las de los demás (Necesidades de las personas a diferentes edades).

2.3 Sabe diferenciar las necesidades de personas de distinta edad, cultura, características físicas, de género, creencia o nivel socioeconómico.

2.4  Reconoce que todas las personas requieren satisfacer sus necesidades básicas para vivir y propone formas para ayudar a hacerlo.

VALORES A TRABAJAR

Servicio, generosidad, lealtad.

Otros valores que se pueden trabajar son: Empatía, dignidad, convivencia.

DEFINICIÓN DE VALORES

SERVICIO: “Cualidad, capacidad e intención permanente que tiene un ser humano de ayudar, consolar y ver felices a sus semejantes, sean conocidos o no”. (El pensante, 2016)

“El valor del servicio habla de nuestro alto sentido de colaboración para hacer la vida más placentera a los demás. La persona servicial ayuda a los demás de manera espontánea, en una actitud permanente de colaboración. La persona servicial lo es en el trabajo, con su familia, lo mismo en la calle ayudando a otras personas en la búsqueda de un mejor destino. Es bonito el espíritu de servicio que trae consigo cada ser humano, el cual permite que, en los momentos difíciles, cuando ocurre un accidente, o un caso lamentable, siempre aparece alguien que te rescata, te salva la vida o te extiende la mano. (JMC, COMPRENSIÓN VALOR HUMANO, 2012)

Las personas serviciales viven continuamente muy atentas, observando y buscando el momento oportuno para ayudar a alguien, aparecen de repente con una sonrisa y dispuestos a hacernos la tarea más sencilla. En cualquier caso, recibir un favor hace nacer en nuestro interior un profundo agradecimiento. Negarse a servirle a los demás, vivir para sí mismo, hacerse el loco cuando los demás necesitan su ayuda es una de las actitudes más atrasadas que experimenta la sociedad actual. (JMC, El servicio como valor humano, 2012)

Video sugerido para reforzar el valor del servicio:

GENEROSIDAD: “Es la inclinación o propensión del ánimo de una persona a ser útil e interesada a otro ser, mostrando nobleza, valor y esfuerzo. La persona generosa es noble, desprendida, dadivosa. Al niño pequeño hay que educarle esta virtud con el ejemplo. Los niños deben aprender a actuar a favor de otra persona de una forma desinteresada y no por conseguir algo a cambio.

Aprender a ser generoso

Para conseguir que los niños sean generosos, es necesario educarlos en este valor poco a poco. Si los padres aprueban sus pequeños esfuerzos, les estarán motivando a seguir con estos actos generosos.

 

El niño puede aprender a ser generoso:

Cuando es animado a ser dadivoso con los demás

Cediendo sus juguetes en el juego

Escuchan cuentos que hablan del tema

Cuando comprende qué es ser egoísta y generoso

Compartiendo sus juguetes, caramelos

Regalando sonrisas y cariño

Viviendo en un ambiente de participación y servicio a los demás

Viendo que sus padres ayudan a otros padres y les hacen favores

Identificando las necesidades de los demás”. (Sinalefa, 2009)

Video para reforzar el valor de la generosidad:

LEALTAD: “Es una virtud que se desarrolla principalmente en nuestra conciencia, el compromiso de defender lo que creemos y en quien creemos, esto supone hacer aquello con lo que una persona se ha comprometido aun cuando las circunstancias cambien, dicho de otra manera, es cumplir con la palabra que ha dado.  Alguien que es leal responde a una obligación que tiene con los demás”. (Sinalefa, 2011)

“Lealtad es la unión del respeto, la comprensión, la confianza, la sinceridad y el compromiso, valores que suelen ir unidos y que son fundamentales a la hora de relacionarse con los demás. Si tu hijo tiene un amigo y le pega, le quita las cosas y demás, ese niño poco a poco perderá la confianza y el respeto por nuestro hijo y por lo tanto romperá su compromiso de amistad, y no queremos a que nuestro hijo le pasen cosas así.  Sin embargo, si educamos a nuestro hijo en el valor de la lealtad y es un niño que ayuda a los demás y tiene respeto por sus amigos, los demás lo verán como una persona en quien confiar.

 

La lealtad va un paso más allá de la amistad. Lealtad por unos ideales, por un club deportivo, por un animal, por una religión, etc. Bien sea formar parte de una hermandad religiosa, de un equipo de fútbol o de una comunidad ecologista, hay que educar a nuestro hijo en respetar los valores de una institución o de una causa concreta. Hacerle ver que hay que remar todos en la misma dirección, pese a que a veces no le guste algo. Hacer algo por alguien o algo que amen es parte del significado de la lealtad.

 

Pero la lealtad también es con uno mismo. Hay que inculcar al niño que tenga sus ideales, que ame lo que hace, que no renuncie a sus sueños. A veces es más difícil ser leal a uno mismo que a los demás, porque al fin y al cabo no nos enojamos con nosotros mismos, es fácil renunciar a algo que queremos porque las circunstancias no nos son favorables. Por eso hay que hacerle ver a nuestro hijo que ser leal a uno mismo también es importante, no se alcanza la meta sino se adquieren compromisos por el camino.

Ejemplos de lealtad para mostrar a nuestros hijos

Manifiesta lealtad entre los esposos y con los hijos e hijas, familiares y amigos.

Manifiesta lealtad a los principios sociales y religiosos.

Manifiesta comprensión cuando alguien reconoce su culpabilidad para no señalar a los demás.

Manifiesta confianza con tu hijo, familiares y demás para que te pregunten sus dudas.

Cumple con los acuerdos de familia, trabajo, estudios o sociedad.

Demuestra a tu hijo que confías en él y que puede colaborar contigo.

Establece tareas de casa, su cumplimiento es lealtad hacia el resto de la familia.

Defiende tus ideas, pero siempre desde la tolerancia y la educación”. (Fernández, s.f.)

 

Video sugerido para reforzar el valor de la lealtad:

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Propósito

Comprender que hay que procurar satisfacer las necesidades propias y ayudar a los demás a satisfacer sus necesidades.

Lectura a la fábula: La paloma y la hormiga (Ver anexo).

Lectura de una Fábula: El león y el ratoncito. La importancia de la ayuda para vivir en paz y ayudarnos (Ver anexo).

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

El docente presentará a sus estudiantes unas preguntas con tres alternativas de respuesta, las preguntas se responderán voluntariamente y de forma oral. Haciendo una reflexión en las respuestas dadas por los estudiantes, pero sobre todo enfatizando en la respuesta correcta.

1. Cuando tienes un problema, tiendes a:

Comentarlo con tus amigos y buscar una solución entre todos.

Resolverlo tú solo.

Pedirle a otra persona que te lo resuelva.

2. Cuando un amigo te pide ayuda, sueles:

Decirle que tú no puedes hacer nada.

Convencerle de que haga lo que tú dices.

Ofrecerte para hacer lo que necesite.

3. Pensabas salir con tus amigos, pero alguien de tu familia se pone enfermo:

Te vas con tus amigos porque tú no puedes curarle.

Te quedas con él para hacerle compañía, porque eso te agrada.

Decides quedarte con él, pero te parece un rollo.

4.Vas por la calle y ves que a una persona se le caen un montón de papeles al suelo:

Pasas de largo.

Te paras a recogerlos y eso te hace sentirte bien

Piensas pararte, pero te da pereza y, mientras tanto, la persona los ha recogido.

5. Si en tu casa hay un libro que toda tu clase quiere leer:

Lo comentas en clase por si le viene bien a alguno de tus compañeros.

Te lo lees y no dices nada a los demás.

Si te lo pide prestado un amigo, se lo dejas.

Terminar la reflexión buscando respuesta a la siguiente pregunta:

¿Crees que cooperas con los demás ayudándoles a satisfacer sus necesidades?

¿Cómo lo haces?

¿Propongan algunas formas de cómo ayudar a las personas y a nosotros mismos a satisfacer necesidades básicas para vivir?

Enfatizar: Que ellos como estudiantes pueden practicar la colaboración. Pueden ayudar a los compañeros que tengan alguna dificultad para aprender, ayudar a su profesor a repartir material o a dar algún recado, ordenar el salón etc.

COMPROMISO
  • Cooperar y coordinar acciones para realizar un trabajo conjunto.

  • Prestar ayuda a otros para realizar un fin común.

  • Sentir alegría colectiva por el logro de un resultado.

  • Defender a los compañeros y ayudarlos cuando se encuentren en dificultades.

  • Dar un buen trato a los otros.

  • Convivir aceptando que somos diferentes.

  • No hacer daño a los otros.

  • Perdonar y no guardar rencor.

HABILIDADES SOCIALES
  • Demostración de amor al prójimo.

  • Escuchar

  • Ser amigable

  • Autonomía

  • Autodeterminación personal.

EVALUACIÓN
  • En sus actuaciones manifiestan actitudes de ayuda a los demás.

  • Expresaron al relatar sus vivencias que han comprendido la importancia de la ayuda.

  • Manifiestan comportamientos en el salón de clase para vivir en paz y armonía.

  • Sugieren formas de ayudarse mutuamente.

  • Dan buen trato a todas las personas.

  • Escucha, comprende y respeta que existen opiniones diferentes.

  • Es solidario con los demás.

ANEXO

ACTIVIDAD 1

Fábula: La paloma y la hormiga

 

Obligada por la sed, una hormiga bajó a un manantial y arrastrada por la corriente, estaba a punto de ahogarse.

 

Viéndola en esta emergencia una paloma, desprendió de un árbol una ramita y la arrojó a la corriente; montó encima a la hormiga salvándola.

 

Mientras tanto un cazador de pájaros se adelantó con su arma preparada para cazar a la paloma. Le vió la hormiga y le picó en el talón, haciendo soltar al cazador su arma. Aprovechó el momento la paloma para alzar el vuelo.

Descripción de la actividad

El docente da lectura a la fábula y en la medida que va leyéndola irá mostrando a los estudiantes las láminas que él mismo ha preparado. Después de la lectura, pedir a los niños que formen una pareja con el compañero de al lado para comentar sobre la fábula, respondiendo: ¿Qué es lo que más les han llamado la atención? y si quieren pueden comentar también con toda la clase los resultados que han obtenido.

Se debe enseñar a los estudiantes a estar atentos y pendientes, observando si alguien necesita de ayuda. Así se estará alimentando el espíritu altruista y de servicio en los estudiantes.

ACTIVIDAD 2

Fábula “El león y el ratoncito”

 

Había una vez un ratoncito que vivía cerca de la guarida de un león muy fiero. Un día, sin querer, lo despertó mientras éste dormía.

El león lo atrapó y rápidamente se lo metió en la boca, para comérselo. El ratoncito aterrorizado, le dijo:

“¡Se lo suplico, majestad, no me devore, si me deja ir le estaré eternamente agradecido, se lo juro; ¡además ayudar a los demás, aunque sean tan pequeños e indefensos como yo dará regocijo a su corazón!”

“Escucha, escucha…”, rugió divertido el león, “¿Quizá me quieras ayudar a cazar o prefieres rugir en vez de mí?

El ratoncito confundido balbuceó: “En verdad, majestad, yo…”

El león exclamó: “¡Está bien! ¡Eres un ratoncito afortunado, hoy me siento generoso, y te dejaré en libertad!”

Pasaron días, semanas y meses, pasó un día y otro, y un buen día aparecieron cazadores en el bosque, que querían capturar a un león. Para eso pusieron trampas por aquí y por allá.

El león cayó en una trampa y se encontró prisionero en una espesa y resistente red. Intentaba con todas sus fuerzas liberarse, y romper la red que lo tenía atrapado, pero su esfuerzo fue inútil. ¡Oh, pobre de mí!, se decía, ¡no puedo escapar!

Al fin, exhausto, se resignó a su destino, rugiendo de dolor y desesperación. En aquel momento escuchó una vocecita que le decía:

“¡Majestad, veo que está en dificultades! ¡Quizás pueda ayudarle! ¡Roeré la cuerda que lo tiene atrapado hasta que logre liberarlo!”

El ratoncito trabajó velozmente, roe que te roe, hasta hacer hilachas las fuertes cuerdas de la red y, al poco rato, el león estaba de nuevo libre.

Entonces, conmovido el león, agradeció a su amigo y le dijo:

“¡Me alegra tener un amigo como tú, que ha venido a ayudarme cuando lo necesité!”.

 

Descripción de la actividad

Una vez leída la fábula y mostrado las láminas preparadas por el docente, se preguntará a los alumnos sobre los personajes del cuento, sobre el mensaje que nos da la fábula, para comprobar si ellos lo han captado. A partir de las respuestas que den los estudiantes se establecerá con ellos una conversación sobre la importancia de la ayuda, en este ejemplo se puede comentar sobre:

Como un pequeño ratoncito le salvó la vida a un animal tan superior en fuerza y tamaño como el león.

Como le fue mejor al león siendo pacífico con el ratoncito.

Como es mejor ayudarse para todos vivir en paz. Enfatizar que aún los más feroces animales pueden vivir en paz. Y todos necesitamos en algún momento de ayuda.

Finalmente, el docente les dará a los estudiantes la posibilidad de que cuenten sus propias vivencias y experiencias sobre la ayuda dada por ellos en algún momento a alguien, la ayuda recibida por alguien y sobre lo bueno de vivir en paz con los demás. Es importante que el docente destaque la importancia de la ayuda para vivir en paz, y como en un momento determinado podemos necesitar ayuda y recibirla de quien menos imaginamos, como le sucedió al león de la fábula.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES