UNIDAD

 

2

 

CONTENIDO

 

4

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Todos somos importantes (Interdependencia de las personas en la familia y la comunidad).

2.7 Valora la diversidad de formas de pensar de las personas con las que convive.

2.8 Reflexiona sobre la interdependencia existente entre las personas y     grupos con los que convive.

2.9 Explica la importancia de la diversidad de pensamientos para la creación    de nuevas ideas.

VALORES A TRABAJAR

Colaboración, aceptación. Otros valores que se pueden trabajar son: modestia, lealtad, respeto.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

COLABORACIÓN: “La colaboración tiene como resultado un equipo de trabajo y esto es un conjunto de personas que se organizan de una forma determinada para lograr un objetivo común”. (EL TRABAJO EN EQUIPO, s.f.)

 

En un equipo todos somos diferentes y todos pensamos de diversas formas, sin embargo, todos somos importantes y por eso debemos aprender a trabajar en equipo como parte de la colaboración, porque el producto es más rápido y con mayores aportaciones.

 

Videos sugeridos para reforzar el valor de la colaboración:

 

ACEPTACIÓN: “Es un valor humano fundamental ya que, a partir de este, tomamos conciencia no solo de nosotros mismos sino de todo aquello que nos rodea… y por ende es el primer paso para una autoestima sana u óptima”. (Paul, 2014)

 

“Las personas que practican el valor de la aceptación, son capaces de aceptarse a sí mismos tal y como son. Nunca se ponen defectos ni físicos ni psicológicos, porque están convencidos que son seres humanos con la misma capacidad y atribuciones que todos los demás. Aceptarse es ser felices tal y como somos. Cuando asumimos esta hermosa decisión, nos convencemos que no somos más que los otros, pero que también ellos deben respetar nuestro espacio.

 

Aceptémonos tal y como somos y seremos libres. Rompamos las cadenas que nos atan al complejo de inferioridad. Somos seres capaces, seres inteligentes, seres creativos igual que todos los demás seres humanos. Cojamos los complejos, la timidez, los tabúes, las inhibiciones y tirémoslas al cubo de la basura. Tu eres una criatura del universo, no menos que las plantas y los animales, tienes derecho a existir (Desiderata). Tu eres valioso. Acéptate.

 

Somos responsables de nuestros actos. Pensemos muy bien cada paso que intentemos dar de aquí en adelante, para no arrepentirnos, ni sentir vergüenza. Porque es cierto que como seres humanos somos iguales y tenemos iguales derechos, pero depende del valor que usted se dé en la sociedad. Si usted actúa como un puro charlatán, como un asaltante, un delincuente, un irresponsable, después no pretenda igualarse con los que tienen dignidad. Por sus hechos os conoceréis. Claro, debemos aceptarnos tal y como somos, pero procuremos siempre andar limpios, por el camino correcto, por la senda de la dignidad y el decoro, para siempre poder tener nuestra frente en alto. La mayor molestia para un ser humano con vergüenza es cuando hace algo que provoca el murmullo de la gente donde se encuentra. Eso es punzante. Pero para eso hay que cuidarse.” (JCM, 2013)

 

Videos sugeridos para reforzar el valor de la autoaceptación:

ACTIVIDAD DIDÁCTICA
  • Realización de dinámica (ver anexo).

  • Lectura de cuento (ver anexo).

  • Escribe en su cuaderno cualidades y defectos (ver anexo).

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Por qué es importante valorar a las personas?

¿Me gusta que me traten con respeto?

¿Debo respetar a los demás?

¿Qué es lo que más cuesta de trabajar en equipo?

COMPROMISO
  • Tratar a los demás con respeto.

  • Tomar en cuenta las ideas que aporten sus compañeros.

  • Trabajar en conjunto.

HABILIDADES SOCIALES
  • Saluda a sus compañeros y maestros.

  • Respeta las ideas de los demás.

  • Cuida el buen trato con sus compañeros.

  • Evita las malas palabras.

EVALUACIÓN
  • Observar que los estudiantes trabajen en equipo.

  • Los alumnos respetan las ideas de los demás.

  • Valora la importancia de escuchar a todas las personas.

ANEXO

ACTIVIDAD 1

Dinámica ponle la cola al burro

El docente preparará un cartel grande con un burro dibujado y al niño participante se le proporciona una cola. Se le venda los ojos y se le pone en una distancia considerable. Todos los miembros del equipo deben ayudarle a llegar al burro indicándole por donde debe avanzar. Gana el equipo que más cerca logro colocar la cola.

 

ACTIVIDAD 2

El docente leerá el cuento, y reflexionará con los estudiantes sobre su contenido.

Cuento: El Cerdito Poppy

Poppy era un cerdito muy muy tímido al que le costaba salir por la pradera, saludar a sus vecinos e incluso molestar a sus hermanos para jugar. Se sentía diferente porque todo el mundo animal le señalaba por ser un cerdito delgado.

 

Poppy tenía unas patas muy finas, un lomo estrecho, orejas pequeñas y su piel era de un color rosa muy intenso. Su mamá no entendía por qué Poppy era diferente de sus otros hermanos, pero lo quería mucho igual que a los demás, por supuesto.

 

Poppy, además, era un cerdito que comía muy bien, le encantaba la fruta que se encontraba en el suelo como las naranjas, las cerezas, los higos o las castañas. Todo lo que era verde le fascinaba.

 

Un día que jugaba solo correteando entre los árboles chocó con uno de ellos al tropezar con una bellota grande que aparecía entre la tierra.

 

-¡Ay! -chilló el árbol.

-¡Lo siento! -dijo Poppy tímidamente.

-¿A dónde ibas sin mirar?

-No me riñas, he tropezado sin querer.

El árbol que vio a Poppy tan tímido y temblando le dijo:

-Disculpa, no quería darte miedo, es que me has pisado las raíces. ¿Qué te pasa?

-A mi nada. ¿Cómo te llamas? Es que soy así todo me da miedo porque soy diferente.

-¿Diferente? ¿Eres un cerdito, no?

-Sí, pero ya me ve.

-No te entiendo.

-Un cerdito rosa, muy rosa y delgado ¿Conoces a alguno como yo?

-Sí.

-¿Sí?

 

Poppy abrió los ojos y luego se puso a dar vueltas sobre si mismo sin parar.

 

-Claro, más allá del bosque hay cerditos como tú -dijo el árbol riéndose.

 

-¡Anda! Así que no soy diferente.

 

-El cerdito PoppyClaro que no, así que deja de temblar vuelve a tu casa y disfruta de lo que te rodea que nadie tiene por que verte diferente.

 

-Genial. Gracias por la noticia árbol. Volveré a verte, pero sin pisarte.

 

-Muy bien -contesto el árbol.

 

Poppy se despidió con un fuerte abrazo en el tronco y se fue correteando moviendo su trasero rosado y su pequeño rabito. Cuando llegó donde estaban sus hermanos y vecinos grito a toda la noticia. Su madre cerdita sonrío para sí misma y supo que a nadie le importaba si había otros cerditos como Poppy lo importante es que él ya se aceptaba.

 

ACTIVIDAD 3

El estudiante escribirá en su cuaderno cualidades y defectos que le identifiquen.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES