UNIDAD

 

2

 

CONTENIDO

 

4

CONTENIDO  

         

INDICADOR DE LOGRO

Respeto la diversidad (jóvenes, mujeres, tercera edad, comunidad de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI), y pueblos originarios).

2.4 Expresa actitudes de consideración hacia sus semejantes y demuestra respeto para la diversidad.

VALORES A TRABAJAR

Respeto y tolerancia. Otros valores que se pueden trabajar son: amistad, templanza,  fortaleza y solidaridad.

​__________________________________________________________________________________

 

DEFINICIÓN DE VALORES

RESPETO: es la virtud por la cual reconocemos y tenemos presente de manera habitual la dignidad de las personas, como seres únicos e irrepetibles, creados a imagen de Dios, con inteligencia, voluntad, libertad y capacidad de amar; así como según su condición y circunstancias. (Delgado, Respeto: dar su lugar a cada persona, s.f.)

 

“Descubrir y comprender que toda persona por el hecho de serlo, es merecedora de respeto, independiente de su edad, sexo, educación o cultura, desde el momento de la concepción hasta la muerte”.


“Percibir y vivir el respeto que merecen las personas por sus circunstancias, condiciones y autoridad que ejercen, por ejemplo, los padres, jefes, autoridades civiles, los ancianos, etc.”.


Aceptar que toda persona tiene la misma dignidad y merece el mismo respeto en cualquier momento o circunstancia de su vida; y comprometerse al mismo tiempo en el trabajo de enriquecimiento y ennoblecimiento de la dignidad personal propia y de los demás, viviendo de acuerdo con ella y respetándola en toda circunstancia.


“Descubrir el propio valor y dignidad como persona y vivir de acuerdo con ello, como medio para respetar a los demás”.


Comprender, aceptar y promover el verdadero valor y dignidad de las personas basados en el SER; comprometiéndose en la construcción de sí mismos según esta verdad y valorando a los demás de acuerdo con ello.


Distinguir en cada persona su dignidad y verla como criatura única e irrepetible, con capacidad de conocer y amar a Dios, y a pesar de todos sus errores y carencias, inmensamente amada por Dios y la cual merece todo mi respeto y comprensión.

 

Todas las personas somos merecedoras de respeto pues somos iguales ante Dios y ante las leyes (Art. 3 Constitución de la República de El Salvador) y tenemos una dignidad que nos da un valor especial.

 

“La dignidad de la persona humana está enraizada en su creación a imagen y semejanza de Dios”.

Videos sugeridos para reforzar el valor del respeto.

 

LA TOLERANCIA: “Es la virtud que nos lleva a respetar y a considerar las opiniones y conductas de los demás, aunque nos genere violencia”. (Olivero, La Paciencia y la Tolerancia, s.f.)

 

La tolerancia debe ser con las personas, NO con el error. “Combatir el error y amar al que yerra”, decía San Agustín. No es tolerante quien lo permite todo, sino quien, defendiendo una postura verdadera, respeta al otro que mantiene una opinión diferente o equivocada. La persona tolerante cree en la verdad objetiva y en los valores que ella sostiene.

En cuanto a la aparente diversidad de inclinaciones sexuales, la Iglesia Católica en su doctrina contempla una serie de valoraciones, por ejemplo, expresa:

“Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas. No eligen su condición homosexual; ésta constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida”. (Esquivel, 2016)

“Los padres tienen una particular responsabilidad en la esfera de la educación sexual. Es de fundamental importancia, para un crecimiento armónico, que los hijos aprendan de modo ordenado y progresivo el significado de la sexualidad y aprendan a apreciar los valores humanos y morales a ella asociados. (Ponticifio Consejo Justicia y Paz,, 2005)

“En la diversidad de las culturas, la ley natural une a los hombres entre sí, imponiendo principios comunes”. (Ponticifio Consejo Justicia y Paz,, 2005)

“Masculino y femenino diferencias a dos individuos de igual dignidad, que, sin embargo, no poseen una igualdad estática, porque lo específico femenino es diverso de lo específico masculino. Esta diversidad en la igualdad es enriquecedora e indispensable para una armoniosa convivencia humana” (Ponticifio Consejo Justicia y Paz,, 2005)

“Las personas minusválidas son sujetos plenamente humanos, titulares de derechos y deberes” (Ponticifio Consejo Justicia y Paz,, 2005)

Videos sugeridos para reforzar el concepto de tolerancia.

ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Leer el cuento las niñas que no sabian respetar. (Ver anexo)

Tomando de base las definiciones dadas sobre las virtudes del respeto y la tolerancia, así como algunas experiencias personales, hacer el análisis estas virtudes.

VALORACIÓN / REFLEXIÓN

¿Por qué cada uno de nosotros es un ser único e irrepetible?

¿Por qué hay hombres y mujeres, y cuál es su razón de existir?

¿Por qué es importante el respeto entre las personas?

¿Por qué es importante saber tolerar a las demás personas?

COMPROMISO
  • Respetar a los demás como a mi gustaría que me respeten.

  • Respetar y obedecer a mis padres, abuelos, hermanos y miembros de mi familia, así como a mis maestros.

  • Tolerar las acciones de los demás y ayudarles a corregir conductas que les perjudican

HABILIDADES SOCIALES
  • Respetar a todas las personas sin importar su condición.

  • Pedir las cosas por favor y amablemente.

  • Saludar a todos con respeto y consideración

  • Tolerar las acciones de los demás

EVALUACIÓN
  • Observará y ponderará la conducta de los alumnos para con sus semejantes.

ANEXO

Cuento: LAS NIÑAS QUE NO SABÍAN RESPETAR

Propósito: Que los estudiantes comprendan lo importante que es el respeto a los demás.

Había una vez un abuelito que vivía en lo más alto de una montaña con sus nietas Sabrina y Carolina. El abuelo era bueno y muy respetuoso con todos los que vivían en la montaña y por ello lo apreciaban mucho. Pero sus nietas eran diferentes: no sabían lo que era el respeto a los demás. El abuelo siempre pedía disculpas por lo que ellas hacían. Cada vez que ellas salían a pasear, se burlaban de los demás y se la pasaban molestando a todos.

Un día, cansado el abuelo de la mala conducta de sus nietas (que por más que les enseñaba, no se corregían), se le ocurrió algo para hacerlas entender y les dijo: “Vamos a practicar un juego en donde cada una tendrá un cuaderno. En él escribirán la palabra disculpas, cada vez que le falten el respeto a alguien. Ganará la que escriba menos esta palabra”. “Está bien abuelo, juguemos”, respondieron al mismo tiempo. Cuando Sabrina le faltaba el respeto a alguien, Carolina le hacía acordar del juego. De igual forma Sabrina le hacía acordar a Carolina cuando le faltaba el respeto a alguien. Pasaron los días cansadas de escribir, las dos se pusieron a conversar: “¿No sería mejor que ya no le faltemos el respeto a la gente? Así ya no sería necesario pedir disculpas”.

Llegó el momento en que el abuelito tuvo que felicitar a ambas porque ya no tenía quejas de los vecinos. Les pidió a las niñas que borraran poco a poco todo lo escrito hasta que sus cuadernos quedaran como nuevos. Las niñas se sintieron muy tristes porque vieron que era imposible que las hojas del cuaderno quedaran como antes. Se lo contaron al abuelo y él les dijo:

“Del mismo modo queda el corazón de una persona a la que le faltamos el respeto. Queda marcado por más que pidamos disculpas, las huellas no se borran por completo. Por eso recuerden debemos respetar a los demás, así como nos gustaría que nos respeten a nosotros” (moralurbanidadycivica.com, s.f.)

 

Video ilustrativo sobre el respeto.

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADOR

© 2018

  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES
  • UNICAES